Cuando orar se hace cuesta arriba
Te pido disculpas si ahora te hablo así, desde esa sequedad que me hace difícil estar contigo.