El amor necesita concreción, presencia, tiempo y espacio donados
Ángelus del Papa Francisco, 11 de febrero de 2024.