Ante dolores que nos superan
Gracias al dolor de Cristo crucificado, cada ser humano puede ser rescatado.