Invertir bien la propia vida
Aprovechar bien el breve tiempo de la existencia terrena.