Señor, eres mi escudo y mil gloria: Salmo 3
Este Salmo 3, lo podemos orar de corazón y con toda confianza en los momentos de angustia.