Oración de unión
La sed de intimidad es sed de Dios