Iglesia de San Bonaventura al Palatino
Roma
Conserva el crucifijo que el propio San Lorenzo llevaba durante sus viajes