Las Escalonias
La vida cisterciense se caracteriza por la búsqueda de Dios en la sencillez, en el trabajo y en la oración, según la estructura de vida marcada por la Regla de San Benito