Monasterios de Clausura: Indispensables "Pulmones verdes"
Dar gracias al Señor por el don de tantas personas que en los monasterios se dedican totalmente a Dios en la oración, en el silencio y en el recogimiento.