¿Con qué podemos comparar el reino de Dios?
Parábolas
Marcos 4, 26-34. Tiempo Ordinario. El reino es como un granito de mostaza. Sembrado en tierra, es una semilla tan pequeña que casi no se ve.