Quien pierda su vida por mí, la salvará
Tiempo Ordinario
Lucas 17, 26-37. Tiempo Ordinario. No descuidemos lo más importante de nuestra vida que es ganarnos la eternidad.