Para Juan Pablo II comunicación es comunión
Los medios de comunicación, también deben ser redimidos. Las Sagradas Escrituras son presentadas como el gran código ético que debe servir de inspiración para los comunicadores católicos.