Solidarios en la fe
Reconstruyamos nuestras iglesias: levantemos el alma de Chile