73. Jonas en el vientre de una ballena.
Miguel siguió esta historia con admiración. Y entonces, con mucha alegría en sus ojos, se dirigió a su madre y le pidió que le contara la vida de Jonás.