Si el Hijo os da la libertad, seréis realmente libres.
Cuaresma y Semana Santa
Juan 8, 31-42. Cuaresma. El pecado nos hace esclavos, uno llama a otro, hasta que se hace imposible salir.