Menu



Medellín, 27 de Julio 2021

Reducción de la sexualidad a la genitalidad, afecta la salud mental de las personas
Abordar la afectividad y la sexualidad desde una visión integral del ser humano.


Por: Natalia Ospina | Fuente: Oficina de Comunicaciones del Centro Areté



El Centro de Psicología Areté, que desde hace un tiempo viene reuniendo a distintos psicólogos católicos que comparten la antropología cristiana y la mirada integral del ser humano, como el fundamento de su intervención clínica en la actividad psíquica de la persona, entrevistó al Dr. Javier Cabanyes Truffino ,quien es Doctor en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid, especialista en Neurología en el Hospital de la Princesa de Madrid, con formación en neurofisiología, psicofisiología y neuropsicología y que actualmente es especialista del Departamento de Neurología en la Clínica Universidad de Navarra en su sede de Madrid, sobre el importante tema de la sexualidad humana, y el afirmó que: “que la sexualidad humana es una dimensión que está integrada en las cuatro dimensiones básicas de la persona: biológico, psicológico, espiritual y social. Al ser la sexualidad constitutiva de la persona, la relación con la salud mental es intrínseca e inseparable. Con obvios matices y peculiaridades, es la misma forma de relación que tiene la salud mental con la conducta alimentaria o la interacción social, también constitutivas de la persona. Cualquier problema en esas funciones se manifiesta, en grados variables, en la salud mental y viceversa, cualquier problema de salud mental puede repercutir en ellas”.

Hoy en día, no es raro ver distintas personas cosificando al otro, viéndose y viéndolas como un objeto de placer, olvidando que la sexualidad es un modo propio de ser, de manifestarse, de comunicarse con los otros, de sentir, de expresar y vivir el amor humano, y que la genitalidad o el placer es una parte de la de la sexualidad, por lo que al hablar de genitalidad se hará una referencia entonces a los fenómenos y mecanismos propios de los órganos genitales y su fisiología.

Cabanyes Truffino afirmo que para una sexualidad saludable “Lo básico de los comportamientos saludables es conocer bien la función que se ejercita, tanto respecto a su fin y objeto como a su dinámica. Ignorar o magnificar algunos de los fines de la sexualidad, equivocar el objeto sexual o cosificarlo y alterar la funcionalidad sexual, son conductas no saludables. Piénsese en las equivalencias respecto a la conducta alimentaria. A su vez, los factores que contribuyen a una sexualidad saludable son conocer y ahondar en las dimensiones de la sexualidad, más allá de lo placentero y emocional, potenciar la autorregulación, tanto pulsional como emocional, profundizar en el sentido de relación interpersonal de la sexualidad, superando el simple atractivo físico, y descubrir el carácter de donación mutua plena que lleva consigo la sexualidad. El adecuado desarrollo e integración vivencial de todos estos factores contribuye a una sexualidad saludable”.

La sexualidad es un aspecto constitutivo de la persona, una dimensión básica de la persona humana, innegable e irrenunciable. Forma parte del entramado psico-biológico-espiritual de todo ser humano, por lo que no hay nadie que carezca de dimensión sexual ni mucho menos que pueda prescindir de ella, por ello es fundamental una adecuada educación sexual, para vivir una adecuada salud mental. El Experto Cabanyes Truffino al respecto señaló: “Un enfoque que subraye la grandeza de la sexualidad humana, que lleve a ir descubriendo las cuatro dimensiones de la sexualidad (biológica, psicológica, social y espiritual) y permita ahondar en la intrínseca interrelación entre todas ellas, resaltando el conocimiento mutuo y el amor recíproco como elaboración plena de la sexualidad y descubriendo que los hijos pueden ser el fruto de esa íntima y profunda relación interpersonal. El camino para todo ello es enseñar las dimensiones de la sexualidad, contrarrestar los enfoques reduccionistas, educar el autocontrol, alimentar las actitudes de respeto y generosidad, ayudar a integrar vivencialmente el binomio libertad y responsabilidad, acompañar en el descubrimiento del sentido de la vida y poner las bases para el compromiso. Como cualquier medida educativa, el ejemplo es el principal aliado, particularmente, en los aspectos que requieren un mayor grado de elaboración o suponen una integración vivencial más plena”.

El Centro de Psicología Areté, anunció que esté tema de la sexualidad  y sus dimensiones, y otros como:  ¿Afectividad y Sexualidad son lo mismo?, la psicopatología de la afectividad, dificultades en la vivencia de la sexualidad genitalidad, La virtud en el enamoramiento inteligente, relaciones tóxicas, educación de la afectividad en niños, educación en la afectividad y la sexualidad en la familia, las relaciones afectivas virtuales, educación del carácter y alfabetización afectiva , la adicción a la pornografía online, De la herida del abandono a la dependencia emocional, sanando la herida de la ruptura sentimental y  tratamiento neuropsicológico en los trastornos afectivos, serán desarrollados en el  V Seminario Psicología y Persona Humana, versión online, los días 27 y 28 de agosto del presente año, el cual tiene como tema central: “Afectividad y Sexualidad en la Vida Cotidiana”. La psicóloga Mónica Caballero Andrade, coordinadora del evento, afirmó que el objetivo de este importante seminario es ofrecer formación y capacitación en un tema que hoy es crucial para el ser humano; desde una mirada integral, objetiva y adecuada, para estudiantes de psicología, psicólogos y público en general; las inscripciones están abiertas, y quién desee más información puede dar clic aquí: secadministrativa@centroarete.org



El Centro Areté anunció que el costo por cada participante es de Usd 35.- los interesados pueden inscribirse aquí: https://centroarete.org/producto/vseminariopsicologiaypersonahumana

Abordar la afectividad y la sexualidad desde una visión integral del Ser humano exige a su vez una apertura sensata y reconciliadora que permita mirar este tema desde el papel que desempeña en la vida de las personas y su lugar en la realidad.

Caballero Andrade comentó que en esta versión se contará con la presencia de reconocidos conferencistas de España, Chile, Perú, Colombia, Argentina y El Salvador, además del Dr. Javier Cabanyes Truffino, estarán el Dr. Carlos Beltramo de la Universidad de Navarra en Pamplona, España, el Magister Humberto Del Castillo Drago director general de Areté, la magister Marcella Ferrer, conocida psicóloga clínica en Chile y el psicólogo español Alejandro Villena de Dale una Vuelta, entre otros.

El Centro Areté desde su fundación en 2012, en Medellín, Colombia; busca generar distintos espacios formativos y herramientas que aporten en la formación integral de distintas personas, hoy en tiempos de pandemia y aislamiento social, el tema de la afectividad, estado de ánimo y entorno emocional de las personas, se ha visto especialmente afectado, y es por eso que la depresión, la ansiedad generalizada y la crisis de pánico, entre otros problemas psicológicos vienen aumentando significativamente en nuestro mundo actual.

El Centro de Psicología Católico Areté que es fundado por gracia de Dios el 25 de enero del 2012, está fundamentado en la mirada integral del ser humano que es propia de la Antropología cristiana. Se entiende claramente la importancia de reconocer al ser humano, como una persona libre, invitada a vivir el amor y el encuentro. Igualmente, la persona es una unidad bio-psico-espiritual y es creada para ser feliz y plenificar su vida, abriéndose a la reconciliación personal y a la virtud. Mayor información ver en:  www.centroarete.org









Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |