Menu


Yo soy la puerta de las ovejas
Meditación al Evangelio 26 de abril de 2021 (audio)


Por: Mons. Enrique Díaz | Fuente: Catholic.net



Ya ayer iniciábamos la reflexión sobre Cristo como el Buen Pastor, San Juan hoy nos añade una nueva imagen: Cristo puerta. La imagen del pastor es una que más influyeron en las primeras comunidades porque estaba muy cercana a su cultura y a su corazón.  Aunque ya la mayoría de nuestros pueblos no viven en esta realidad pastoril, todavía en muchos lugares esta imagen nos llega al corazón y representa para nosotros a Jesús que nos busca, que nos ama y que nos cuida.

Cuando Israel sufría por los malos tratos y las injusticias de sus dirigentes, se hizo muy viva esta imagen de Dios el pastor ideal, el único capaz de defender a sus ovejas, quien las conduce a pastos abundantes y les lleva la paz. Jesús retoma esta imagen y la hace actual frente a los líderes que también en su tiempo maltratan y descuidan a su pueblo. Y hoy también Jesús se nos hace presente y cercano cuando comprobamos las dificultades que el pueblo tiene para sobrevivir, para encontrar justicia y para lograr la paz, porque hoy también sufre de malos líderes y malos pastores. San Juan presenta a Jesús como el buen pastor confrontado con los ladrones y asalariados.

¿Quién es un asalariado? El que sólo por el jornal cumple con cuidarlas, el que tiene miedo, el que las abandona. Son reclamos que se pueden hacer a autoridades y a quienes de alguna manera tendrían que cuidar del pueblo. Pero se ha desvirtuado ese servicio y en lugar de hacerlo con amor y  con  responsabilidad, se toma sólo como una forma de ganar dinero y prestigio. Las ovejas, las personas, no importan, sólo importa la ganancia. Y así las multitudes se ven abandonadas, manipuladas y con frecuencia hasta devoradas por quienes deberían cuidarlas.

El ejemplo de Buen Pastor es Cristo que da su vida por las ovejas y que da vida a las ovejas. Como puerta custodia, discierne y protege. Este debería ser el criterio de toda persona responsable de una porción de la comunidad. Confrontemos nuestra misión y la forma en que la estamos cumpliendo y pongámosla frente a la misión de Cristo. ¿Qué debemos cambiar? ¿Cómo podemos dar vida? Acerquémonos también al Buen Pastor que Él da la vida por nosotros, El que es la puerta.








Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento