Menu


Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo
Meditación al Evangelio 8 de diciembre de 2020 (audio)


Por: Mons. Enrique Díaz | Fuente: Catholic.net



La fiesta de la Inmaculada Concepción viene a dar un sentido muy especial al tiempo del Adviento. Retomando el saludo del ángel que pide a María alegrarse porque el Señor está con ella, nos alegramos porque en medio de nosotros ya se siente la presencia del Salvador.

En un mundo donde parece reinar la tristeza y la derrota frente al mal, la fiesta de la Inmaculada viene a asegurarnos que junto al verdadero Adán fue creada la verdadera Eva: María. Es cierto que el pecado se hace presente desde el inicio de la historia de la humanidad, pero también es cierto que no estamos condenados a la derrota y que en Cristo tenemos la esperanza de la victoria sobre el pecado.

María es reconocida como la llena de gracia, la llena de favores, pero también nos recuerda que la elección de Dios es siempre un regalo, una gracia, un don que plenifica. Pero por más grande que sea el regalo de Dios nunca rompe la libertad del hombre ni destruye su auténtico ser. Y ahí está la gran riqueza y también la terrible lucha de cada ser humano: enfrentar su libertad para lograr su plenitud; es capaz de las más grandes generosidades, pero también de las peores atrocidades.

Es admirable y terrible el don la libertad que muchas veces sólo es respetada por Dios. Pero no debemos temer enfrentarnos en nuestra lucha contra el mal porque igual que a María a cada uno de nosotros nos asegura el ángel: “El Señor está contigo”. El hombre no está solo en su lucha contra el mal, va acompañado en todo momento por Dios, y en estos días recordamos con alegría que se hace presente y visible en su Hijo Jesús, que toma nuestra carne y hace renacer la esperanza.

El saludo hecho a María es también válido para cada uno de nosotros porque hemos sido elegidos por Dios y llevamos con nosotros a Jesús resucitado. Cada cristiano es portador de Cristo. Que al alabar a María reconociéndola en su Inmaculada Concepción se reavive en nosotros la decisión llena de esperanza de luchar contra el mal y sabernos capaces de vencerlo en Cristo Jesús.










Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento