Menu


Dichosa la mujer que te llevó en su seno - Dichosos todavía más los que escuchan la Palabra de Dios
Meditación al Evangelio 10 de octubre de 2020 (audio)


Por: Mons. Enrique Díaz | Fuente: Catholic.net



El Papa Francisco en su Exhoratación “La Alegría del Evangelio”, recoge una bella tradición y nos presenta a María como modelo de escucha, de aceptación y de discípula  misionera. San Lucas a lo largo de todo su evangelio la da una importancia capital a la Palabra y a la fuerza que ella tiene.

Desde el inicio de su evangelio al presentarse Jesús en la sinagoga se manifiesta como quien es evangelizador y anunciador de Buena Nueva. Y después en la continuación del Evangelio a través del libro de los Hechos de los Apóstoles, se manifiesta cómo la Palabra va recorriendo el camino, una palabra que debe no solamente ser escuchada, sino meditada y puesta en práctica.

También desde el inicio de su evangelio ha presentado a María como la discípula atenta y obediente a la Palabra de Dios, desde la anunciación con su “fiat”, hágase en mí según tu palabra, hasta el cumplimiento al pie de la cruz como discípula fiel que se mantiene firme en el cumplimiento de la palabra a pesar de todos los fracasos y de todas las dificultades. Así, el pasaje de este día, encierra una gran alabanza a la mujer que ya merecía todo por ser madre del Salvador, pero que se hace más digna de alabanza por ser la primera en escuchar y vivir la palabra.

Gran enseñanza para todos nosotros sus hijos, discípulos de Jesús. Escuchar la palabra requiere una preparación que nos lleve a disponer el corazón y los oídos para dejar penetrar la palabra.

No podemos acercarnos a la Escritura solamente con los ojos del científico que busca la sabiduría del mundo, sino que debemos acercarnos a la Escritura, como el enamorado que espera descubrir rastros del amado en todas las líneas. Dios nos habla a través de su palabra pero debemos hacer nuestras y actuales las palabras y no dejarlas como si fueran dichas sólo para aquellos tiempos.



San Lucas hace muy actuales y concretas las palabras de Jesús para su tiempo  y nosotros las debemos hacer actuales para nuestro tiempo y situaciones. ¿Qué me dice hoy la palabra de Dios en medio de las situaciones tan crueles y difíciles que estamos viviendo? ¿Tiene sentido escuchar la Palabra de Dios? Si respondemos con toda sinceridad y buscando llevarla a la práctica, la Palabra de Dios se convierte en luz que ilumina nuestros pasos en estos tiempos de incertidumbre.

Hagámosle caso este día a la palabra que el Señor nos regala y pongámosla en práctica que ella será luz para nuestros pasos.








Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento