Menu


El Hijo del hombre va a ser entregado.- Tenían miedo preguntarle acerca de este asunto
Meditación al Evangelio 26 de septiembre de 2020 (audio)


Por: Mons. Enrique Díaz | Fuente: Catholic.net



Es curioso que los discípulos tan cercanos a Jesús, que han visto todas sus obras, que se atreven a confesarlo como el Mesías y que admiran sus prodigios, cuando Él les habla de la cruz, en sus muy diferentes formas, como lo hace en el pasaje de este día anunciando que “va a ser entregado”, ellos no se atreven a ir más a fondo.

¿Miedo al compromiso? ¿Posible desilusión frente a las expectativas que albergaban internamente? No lo sé, pero a nosotros nos puede pasar igual. Hay personas que cuando han tenido un grave problema o una caída muy fuerte, no se atreven a hacer oración por temor a lo que  el Señor pueda pedirles. Otras veces hacemos la oración pero “un poco por encimita”, hablando mucho nosotros, pero no dejando que el Señor nos cuestione sobre nuestra manera de actuar.

A veces ponemos en la boca de Jesús palabras que nosotros quisiéramos escuchar para justificar nuestras acciones… casi siempre evitando un compromiso más serio, el desprendimiento de algo, o la aceptación de la cruz. Quisiéramos hacernos una religión y unas normas a nuestro modo e incluso hacemos decir a la Biblia lo que nosotros queremos, manipulamos la Escritura. Imaginemos la escena en nuestro tiempo.

Acerquémonos como uno más de los discípulos y escuchemos atentamente las palabras de Jesús: “El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres”. ¿Qué nos hace sentir y qué nos hace pensar? ¿A qué nos compromete que Jesús sea juzgado, vilipendiado y despreciado por los hombres? ¿Nos hace dudar de nuestro compromiso de seguirlo? ¿Por qué entonces callamos y nos turbamos cuando sucede diariamente en los ambientes  donde nos movemos? ¿Dudamos de Jesús tan sólo porque nos anuncia sufrimientos? No guardemos silencio y no temamos preguntar.

Escuchemos sus palabras, oigamos sus argumentos y pensemos si estamos dispuestos a aceptar la cruz. El Papa Francisco nos dice que el seguimiento de Jesús siempre encuentra alguna contradicción y que quien busca el Reino encontrará dificultades como el mismo Jesús, pero que debemos estar seguros de su presencia y compañía si de verdad nos arriesgamos por Él.










Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento