Menu


Eliminando los virus
¿Cuáles son los virus que echan a perder tu vida?


Por: Víctor Calle | Fuente: Catholic.net



Te has preguntado alguna vez ¿Cuáles son los virus que echan a perder tu vida? Cuantas veces invertimos tiempo buscando, descargando e instalando el mejor antivirus para proteger nuestro laptop o smartphone de cualquier amenaza. Pero, ¿cuánto tiempo estás invirtiendo en trabajar o mejor dicho eliminar esos virus que no le hacen bien a tu corazón?

Y cuando digo virus me refiero a todas esas conductas que te generan daño: Esos sentimientos de culpa que te revuelven la cabeza, a esa rabia que te hace perder el control, a esa desilusión que pasaste en algún momento de tu vida y que aún te genera frustración y odio. A esos episodios de violencia que viviste y no has querido resolver porque piensas que en algún momento pasarán. A esos conflictos de infancia: soledad, ausencia de padres, rechazo, falta de atención, que hoy te hacen sentir inseguro, lleno de miedos, esperando la aprobación de los demás, comparándote con ellos.

Virus es no aceptarte tal cual eres; mirarte al espejo y no encontrarte lindo o linda, siendo que eres increíble. Virus pueden ser esas voces que te dicen que no eres capaz, que no podrás llegar a alcanzar tus sueños y aquellas amarras que hacen que permanezcas sentado en tu zona de confort y no arriesgues para luchar por tu libertad interior.

Hoy estoy aquí para decirte que es tiempo de poner manos a la obra y empezar a dar pasos para eliminar esos virus que no te dejan vivir en paz. Podrías comenzar tomando una hoja y un lápiz y empezar a identificarlos. Esto implica ir de excursión a tu corazón, ir hacia lo más profundo, sincerarte contigo mismo, mirarte con misericordia, aceptar todas tus vivencias, tus conflictos y colocarles nombre.

Esa lista es tuya, tienes plena libertad para colocar lo que se te antoje, con el nombre que quieras, para que lo puedas arrancar de una vez de tu corazón. Pero el ejercicio no puede quedar ahí, anotar no es sinónimo de eliminar, una vez teniendo esa lista debes tomar acciones que te permitan eliminarlos de manera definitiva.



Tocará ir a terapia, hablar con alguien, reconciliarte contigo mismo o pedir perdón a quien le hiciste daño. Decir lo que piensas con libertad, pero sin tener la necesidad de herir. Quizás tendrás que ponerte de una buena vez las zapatillas y salir correr, disminuir la ansiedad y contar hasta mil.

Ponte a pensar a en todas las batallas que has ganado, es cosa de mirar tu historia para ver cuán vencedor has sido. No te quedes ahí: en la comodidad, en lo sencillo, en lo que lleva dando vueltas en tu cabeza hace tiempo. Porque no estás destinado a estar en ese lugar.

Fuiste creado para ser exitoso, y ¡no!, cuando digo éxito no hablo de dinero ni de fama, hablo de plenitud, paz, estar bien contigo mismo y con aquellos que te rodean, aunque te hayan hecho daño, porque la cicatriz queda, pero el corazón sana. Sana… sana… eso es lo que grita tu interior el día de hoy. No regales un día más, porque el tiempo no retrocede y tú eres dueño de las decisiones que vas tomando.

Los virus deben eliminarse porque no son más importantes que el artefacto, si no, son intrusos que vienen sin invitación a dañar la estructura completa. Tú eres más fuerte que cualquier virus, eres más importante, tú vales más que cualquier situación compleja que te pueda estar aquejando, eres más que cualquier tormenta.

¡Hoy es tiempo de eliminar los virus!









Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |