Menu


Les doy mi paz
Meditación al Evangelio 12 de mayo de 2020 (audio)


Por: Mons. Enrique Díaz | Fuente: Catholic.net



Parecería que en estos días no hay mayor anhelo en nuestra patria que la seguridad y la paz. Sin embargo, parecería también que, para lograr la paz, seguimos el antiguo adagio latino: “Si quieres la paz, prepara la guerra”.  Buscamos la paz, pero sembramos semillas de violencia, de egoísmo, de agresividad. Queremos una paz donde no nos perturbe la violencia, donde nadie perjudique nuestro individualismo, donde nadie coarte nuestro libertinaje. Jesús nos habla de otra paz, la que surge del amor fraterno, la que brota de la armonía entre las personas y la naturaleza, la que se siembra en la verdad y la justicia. 

Duele y entristece esta cadena creciente de violencia que alcanza a todos, que se hace escandalosa cuando alcanza a personas importantes; que pasa casi desapercibida y por ello es más indignante, cuando la sufren los pequeños y los pobres. ¿Por qué se hace tan poco caso de los crueles asesinatos de personas y aún de niños?  Parecería que nos hemos acostumbrado a la violencia. Si fueran los hijos de gente importante, se hubiera hecho un escándalo.

Duele esa apariencia de paz que solapa poderes, injusticia, pobreza y marginación. Jesús habla de una verdadera paz, nacida de la conciencia de que todos y todas somos hijos de Dios, que los bienes tienen una hipoteca social, que cada gota de agua es para bienestar de todos, que la luz ilumina el corazón de todos… que Dios nos ama a todos. Nunca habrá paz, si no entendemos que todos somos hijos de Dios y que todos somos objeto de su amor. Con esta seguridad enfrentaremos las más graves dificultades y problemas. Cuando percibo este mundo de violencia, me acerco a Jesús y le pido que me enseñe a vivir con paz en mi corazón en medio del conflicto, en medio de las inseguridades.

Me conceda que nunca me haga insensible al dolor de los demás porque eso no es paz, sino indiferencia. Señor Jesús, concédenos tu paz, concédenos esa paz tan fuerte que supera los egoísmos, que proporciona armonía interior, que busca justicia y verdad.







Compartir en Google+
También te puede interesar





Reportar anuncio inapropiado |