Menu


Los perritos debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños
Meditación al Evangelio 13 de febrero de 2020 (audio)


Por: Mons. Enrique Díaz | Fuente: Catholic.net



Las dos lecturas de este día nos dejaban ver la concepción que tenía el pueblo judío de la mujer. La primera lectura afirma que las mujeres desviaron el corazón de Salomón a otros dioses y ya no le perteneció por entero al Señor. La mujer, con frecuencia, es vista como causa de pecado. El pasaje del evangelio deja muy claro cómo la religión establece desigualdades entre las personas hasta el punto tal de preferir a los seguidores de una religión y considerar despreciables a los de otra.

La protagonista del pasaje es mujer, de otro pueblo, pagana, llega sola, no tiene nadie que la acompañe y lleva a su hija enferma. Hay quienes dicen que las respuestas de Jesús son didácticas para demostrarnos la fe de aquella mujer. Otros prefieren decir que Jesús, como hijo de su tiempo, también manifiesta ese complejo de superioridad y que requiere la conversión provocada por las palabras de la mujer.

La mujer acepta la respuesta de Jesús, pero va más allá reivindicando el derecho de los perrillos a comer al menos las migajas de la mesa. Jesús concede lo que la mujer pide y así se nos manifiesta por encima de las desigualdades que establecen las religiones pues hasta elogia la fe de aquella mujer, pagana. En nuestros días asistimos a posturas muy desequilibradas sobre la situación y dignidad de la mujer.

Mientras hay quienes defienden furibundamente la dignidad y la llevan a extremos de una guerra de sexos, también encontramos quienes tratan con menosprecio y despotismo a la mujer, mirándola sólo como sirvienta u objeto de placer. Que la lectura reflexionada este día nos lleve a mirar a la mujer como la mira Cristo y a conseguir los mismos frutos que él obtiene: su dignificación, su respeto y la salud integral.

Estamos lejos de dar el verdadero lugar a la mujer, de respetar su dignidad e igualdad, no como una guerra de sexos, sino como reconocimiento de persona. Debemos luchar para que con la enseñanza de Jesús logremos un cambio significativo en nuestros ambientes y en nuestra iglesia.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento