Menu


Al ver la multitud se compadeció de ella
Meditación al Evangelio 7 de diciembre de 2019 (audio)


Por: Mons. Enrique Díaz | Fuente: Catholic.net



Una forma de leer y meditar la palabra de Dios es encarnándonos y asumiendo la situación de las personas que aparecen en el texto. Si nos acercamos a Jesús como uno más de los personajes con los que Él convive, descubriremos qué actual es su mensaje y cuál es la salvación que trae para cada uno de nosotros, cuál es el proceso que Él sigue para anunciar y dar esa salvación.

El pasaje de hoy inicia descubriendo la miseria y las dolencias de un pueblo, no muy distintas de la miseria y de las dolencias actuales. Se podría resumir en una palabra: “como ovejas sin pastor”, con el rumbo perdido, queriendo encontrar la salud y la salvación donde sólo hay más engaños. En aquel tiempo y en nuestro tiempo es lo mismo, pero también la actitud de Jesús es la misma: “se compadece y se le enternece el corazón”.

Después de descubrir esta realidad dura y cuestionante, Jesús pide a sus discípulos dos acciones muy claras: primero hacer oración, pedir al Padre que envíe más trabajadores a sus campos. No se puede iniciar ninguna actividad si no la ponemos en manos del Padre y bajo su cuidado. En la oración al mismo tiempo que presentamos a Dios nuestra realidad, la reflexionamos y la miramos con sus mismos ojos.

Pero después Cristo envía urgentemente a sus discípulos a cambiar y transformar esa realidad: expulsar demonios, curar enfermedades y dolencias, proclamar que el Reino está cerca, sobre todo a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Muy claro el camino de Jesús: discernir las necesidades y dejarse tocar por ellas, mirarlas con la misma mirada del Padre y comprometerse seriamente, tanto con nuestro mensaje como con nuestras acciones, en la construcción del Reino.

No hay lugar para indiferencia ni para tibieza, el discípulo está llamado a comprometerse en serio en la misma tarea y misión de su maestro. ¿Cómo lo estamos haciendo? Discernir… orar… anunciar…comprometerse. Es el camino del discípulo.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento