Menu


Sé que tú eres el Santo de Dios
Meditación al Evangelio 3 de septiembre de 2019 (audio)


Por: Mons. Enrique Díaz | Fuente: Catholic.net



Entre las preguntas que todos nos hacemos y que en un momento u otro de la vida nos inquietan, siempre se presenta, a veces hasta con angustia, qué hay más allá de esta vida. Hay quien puede aparentar vivir despreocupado por tales cuestiones, sin embargo, cuando enfrentamos a la muerte de familiares o amigos, o en situaciones difíciles o peligrosas aparece nuevamente esta pregunta. Hay grupos religiosos que se aprovechan de esta inquietud y la aumentan anunciando fechas del fin del mundo o alarmando sobre el futuro.

No es nueva esta preocupación, ya desde los tiempos apostólicos aparecían anuncios de la Venida del Señor con fechas más o menos recientes. San Pablo quiere dar seguridad a los habitantes de Tesalónica y nos pone muy claros tres puntos: Primero, que nadie sabe ni el día ni la hora, que llegará como un ladrón. Así no nos dejemos sorprender por esos anuncios engañosos. Segundo que siempre debemos estar preparados.

No se debe vivir en la oscuridad, ni en la mentira, ni en el mal. Siempre debemos vivir en la luz. Muy contrario a las costumbres de algunos de nosotros que juzgamos la religión como cosa de viejitos. Vivir en la luz es propuesta de Jesús para todas las edades. Y el tercer punto nos sitúa en la perspectiva del mismo Jesús. Cristo murió para que vivamos con él. Dios no nos ha destinado al castigo eterno, sino a obtener la salvación por medio de Jesús.

Esta es la razón para no angustiarnos. Ciertamente tendremos que vivir “no dormidos, como quienes no conocen a Dios”, sino despiertos, animándonos mutuamente y ayudándonos a progresar. ¡Qué diferente a la actitud de algunos grupos evangélicos! Es vivir atentos, pero llenos de esperanza y constantes en el trabajo, porque el Señor Jesús está con nosotros.

No dejar que ese día nos tome por sorpresa, pero tampoco vivir en la angustia que limita y desalienta, que no nos deja actuar con la verdadera paz interior. El pasaje evangélico nos muestra a Jesús muy cercano al sufrimiento y a la vida diaria de todas las personas. También muy cercano a nosotros.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento