Menu



Jueves 22 de diciembre 2016

Sal de Tu Cielo: Dia 31, "Te regalo mi esperanza"
Hoy quiero regalarte mi fe y mi confianza en tu amor misericordioso, que son el alimento de mi esperanza. Te espero a ti y espero en ti.


Por: P. Guillermo Serra | Fuente: Catholic.net



Te regalo mi esperanza

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Breve silencio para ponerse en presencia de Dios, rogando a María Santísima sea nuestra compañera y guía en este camino hacia el encuentro con su Hijo Jesucristo.

 

ORACIÓN CAMINO A BELÉN



Querido niño Jesús: Te quiero hacer presente aquí, en este rato de oración.  Muchas veces pienso en ti, me acuerdo de ti, pero no te pienso. Pensarte es quererte y quererte es buscarte. Sí, quiero buscarte, caminar hacia ti, pero sabiendo que Tú me buscas siempre primero. Quiero recorrer este camino de la mano de María, tu madre, sostenido por  el auxilio del Espíritu Santo,  para que tu Amor se revele en plenitud dentro de mi corazón en esta Navidad.

 

CITA

Yo confío en ti, Yahveh, me digo: «¡Tú eres mi Dios!». Está en tus manos mi destino, líbrame de las manos de mis enemigos y perseguidores;  haz que alumbre a tu siervo tu semblante, ¡sálvame, por tu amor! (Salmo 31, 15-17)

 



REFLEXIÓN

¿Qué pienso realmente al contemplarte en el pesebre Jesús? Siento que se me escapan tantas cosas, que mi limitación no me permite comprender plenamente lo que significa que estés aquí.  Y en este momento quisiera enfocarme en mi cielo, tu promesa. Mi vida de cara a la eternidad es el resultado del sí de María, de tu nacimiento, vida, muerte y resurrección.

Todo parece tan pequeño, tan pasajero, tan poco importante cuando concientizo en que me has obsequiado la posibilidad de vivir colmado de tu amor para siempre y que nada puede robármela. Le doy tanta importancia a tantas cosas, busco premios a mis esfuerzos, anhelo desenlaces favorecedores a  muchas situaciones temporales que solo me brindarán satisfacción pasajera, cuando lo único que necesito es cumplir tu voluntad, pues ahí está mi felicidad.

Hoy quiero regalarte mi fe y mi confianza en tu amor misericordioso, que son el alimento de mi esperanza. Te espero a ti y espero en ti. Espero tu llegada la noche de Navidad y espero en el amor que se entregó por mí.

ORACIÓN

TÚ ME CONOCES

Tú me conoces, Señor

Navega mi alma

Despliega las velas de tu amor

pintando horizontes de esperanza

 

Tú me conoces desde la eternidad

Pensaste en mí con ternura

Antes de respirar me amaste

Soñaste vivir junto a mí una aventura

 

Tú me conoces, Señor

Al levantarme y al acostarme

Cuando estoy alegre o triste

En mi santidad y mi pecado

 

Tú me conoces, Señor

Tus manos me modelaron

Tus manos me acariciaron

Tus manos me salvaron

 

Del libro Jesús a mi alma. P. Guillermo Serra, L.C.

 

PROPÓSITO

En mi carta a Jesús escribiré con letras grandes “Jesús Tú eres mi esperanza y mi meta es el cielo” como un recordatorio para no extraviarme en las tareas y rutinas diarias y hacer un plan de vida con el objetivo de la santidad.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |