Menu



La relevancia necesita de trabajo y planificación, pero antes de todo ello, es necesario orar y dejarse en manos de Dios

Quiero ser visible en la red ¿Qué tengo que hacer?
Oración, negación de nosotros mismos, docilidad a la voluntad de Dios son el 90% del camino de santidad del cristiano. Después en cuando las herramientas y los planes pueden tener su espacio.


Por: Néstor Mora Núñez | Fuente: Néstor Mora Núñez



Cuando acometemos un proyecto de evangelización en las redes nos vemos impotentes a la hora de conseguir que se nos “oiga” a través del inmenso ruido mediático que existe. Crear un primer espacio de comunicación a través del que difundir nuestro mensaje, materiales, etc es algo relativamente sencillo. Se puede hacer utilizando nuestro propio perfil en cualquier red social o creando un perfil “institucional” que dé la cara por nosotros. Por ejemplo, podemos crear una página de Facebook llamada: "Evangelización activa" y empezar a publicar en la misma, esperando que otras personas lo vean y se “enganchen” a lo que publicamos. Por desgracia esto no funciona de una forma tan sencilla y podemos desanimarnos con facilidad.

Dicho todo esto, las herramientas y la planificación es la parte final de un proceso que debería iniciarse con nuestro compromiso espiritual con el Señor. Oración, negación de nosotros mismos, docilidad a la voluntad de Dios son el 90% del camino de santidad del cristiano. Después en cuando las herramientas y los planes pueden tener su espacio. A continuación les comento una serie de pasos que es necesario dar para empezar a tener posibilidades de comunicar más allá de nuestros cuatro amigos cercanos:

  • Crear un espacio de comunicación desde dónde difundir nuestros mensajes o materiales. Este espacio puede ser una página web, un blog, una página de Facebook, un perfil, una cuenta de twitter, etc. Lo importante es tener una primera base de operaciones.
  • Crear una red de espacio de comunicación. Cuanta mayor difusión demos de nuestros mensajes, tendremos más oportunidades de llegar a las personas interesadas. Así que nunca viene mal tener cuentas en diversas redes sociales: twitter, Facebook, Google+, etc. Ahora ¿Tenemos que publicar en todas ellas la mismo? No, tranquilo.
  • Existen aplicaciones como ifttt.com que permiten enlazar todos estos espacios sociales, de forma que lo que publiquemos en el espacio principal, se traslade de forma automática a todos ellos.
  • Una vez tenemos todos nuestros espacios intercomunicados hay que elaborar una estrategia de acción y otra de reacción.
  • La estrategia de acción es un plan de comunicación que nos permita tener un flujo constante de mensajes y materiales en el espacio principal. Por ejemplo, publicar diariamente, a la mejor hora, una imagen con una frase impactante. Cada dos días compartir enlaces interesantes y comentados brevemente. Cada semana promover o sugerir, perfiles de personas que se han comprometido con nuestro proyecto y darles las gracias.
  • Existe la posibilidad de tener estratégicas de acción ligeramente diferentes en las diferentes redes. Por ejemplo, en Facebook no hacen falta más de uno o dos post diarios para mantener a nuestros fans conectados. En twitter vendría bien tener mayor flujo de comunicación, porque la información deja de ser relevante a los 20 minutos de ser publicada. Por ello suele ser adecuado tener una planificación que publique 4-5 veces al día, en las horas más adecuadas.
  • Buscar a personas que nos ayuden a difundir nuestro proyecto. Es necesario crear sintonía y compromiso positivo con las personas que se acercan a nosotros. Esta es la estrategia de reacción
  • La estrategia de reacción nos permite contestar a quienes comparten nuestros materiales dándoles la gracias, responder a los mensajes que nos llegan, buscar posibles colaboraciones con otros proyectos que se complementen con el nuestro, etc. Para ello es imprescindible tener a una o a dos personas atentas a generar feedback, realimentación, compromiso, empatía, etc.
  • La comunicación que genera compromiso siempre es positiva. Si generamos enfado al contestar, esta persona se desconectará, dará malas referencias de nosotros o incluso puede hacer una causa hacernos daño. ¿Qué hacer entonces con los comentarios negativos o maliciosos que nos puedan llegar?
  • La estrategia de respuesta nunca puede ser la confrontación, sino la propuesta positiva de algo que tiene valor por sí mismo. Por ejemplo, si una persona dice que nuestro proyecto es rechazable, lo primero que tenemos que hacer es darle las gracias por decirlo y hacer posible que mejoremos. Lo siguiente es preguntarle qué aspectos piensa que deberíamos mejorar. Si nos contesta de forma negativa, hay que contestar con una propuesta positiva que muestre que detrás del mensaje hay una persona dispuesta a escuchar sus problemas y ayudarle.
  • Hay que ser paciente. No se crea una red de comunicación en unos días o meses. A veces hace falta que pase un año o más, para empezar a tener relevancia en las redes. Una vez que empecemos a tener relevancia, hay que cuidarla y redoblar los compromisos adquiridos. Evangelizar es parte de nuestro camino hacia la santidad, debemos darle la importancia real que tiene y saber que el hecho de estar intentando evangelizar, es una gracia de Dios.

Si desean contactar conmigo para cualquier duda, pueden hacerlo a través de mi perfil de twitter: @NestorMN, gracias.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |