Menu


Dream 2.0: El sueño de Comunidad de Sant Egidio para África
El objetivo es hacer crecer el número de personas a las cuales ofrecer asistencia y un modelo de buena sanidad para todo el continente


Por: Redacción Vatican Insider | Fuente: vaticaninsider.lastampa.it



El sueño es el de un África que se ocupa y cuida a sus hijos. Que cuando uno de enferma, ofrece lo mejor que tiene. Pero sin presentar después la cuenta, como sucede normalmente el el Sur del mundo, sin que haya que ir a la farmacia a comprar los bisturíes y la anestesia antes de hacer una operación. Esto es, gratis, como sucede en muchos países europeos, pero no en África, en donde es mucho más necesario. Este sueño se llama «Dream 2.0» , y quiere decir «Disease Relief through Excellent and Advanced Means» («Liberación de las enfermedades mediante medios avanzados y excelentes»). Si al primer Dream de la Comunidad de Sant’Egidio, que lucha contra el Sida, se suma ‘2.0’, es porque la oferta sanitaria que garantiza estará a la vanguardia, aunque el programa sea en  África, en países en los que los sistemas sanitarios no logran ni siquiera afrontar la cotidianidad.

Dream 2.0 fue lanzado hace pocos días, durante la visita del presidente de Sant’Egidio, Marco Impagliazzo, a Mozambique. El nuevo sueño es el de poder seguir las más de 270 mil personas de las que ya se ocupan debido al Sida, o por enfermedades diferentes pero a veces relacionadas, como la anemia, hepatitis, tuberculosis, malaria y algunos tipos de tumores. Con el objetivo de hacer crecer el número de personas a las cuales ofrecer asistencia y un modelo de buena sanidad para todo el continente. 

Una esperanza para 10 países africanos

¿Es posible llevar a cabo un proyecto semejante en África, en donde las estructuras están alejadas, a veces considerablemente, de los estándares occidentales en los que todo cuesta? Las cifras de trece años de experiencia con el Dream original hablan muy claramente: Cuando comenzó, nadie apostaba por su éxito, debido a todos los prejuicios sobre los africanos, que habían llegado también a la comunidad internacional. Pero el programa tenía una convicción muy fuerte: no bastaba hacer prevención, sino también curar, porque no es justo que en África se siguiera muriendo por una enfermedad que en Occidente ya no es mortal. Y curar era la mejor manera para prevenir. 

La nueva campaña 2.0 nació porque en estos años, justamente curando el Sida, se dieron cuenta de que no se podían dejar a un lado otros problemas. El primero entre todos era la desnutrición que representa un grave obstáculo para los que toman medicinas. Pero también muchas enfermedades, a menudo relacionadas con el Sida y que no son tomadas en cuenta. Como la tuberculosis, que en África tiene 280 nuevos casos al año cada 100 mil personas. O la malaria, endémicamente, las anemias, que afectan al 68% de los niños menores de 5 años de edad; o las hepatitis virales y las enfermedades crónicas. Estas últimas (como las enfermedades cardiovasculares) ahora están aumentando en África. Como la diabetes. Sin considerar que el 70% de los muertos por tumores en el mundo se registra en este continente, debido a la falta de curas y prevención.



La globalización de la solidaridad también es una decisión estratégica

Dream 2.0 se tiene que ocupar de todo esto: construir una red social y sanitaria para curar en donde se cree que ya no hay nada que hacer. Y que, por el contrario, puede ser una decisión estratégica, no solo para volver a dar dignidad a las poblaciones de muchos países africanos, sino para contrarrestar futuras epidemias con sistemas inter-relacionados, justos y solidarios. No puede ser considerado un «lujo» de Occidente, sino una necesidad urgente para el mundo entero. Hay que pensar solamente en el Ébola, que comenzó justo en África. Claro, las dificultades son enormes y tantas, como las dificultades económicas, pero es necesario poner todo el corazón y la razón (como para el primer Dream). Papa Francisco la llamó, en la encíclica «Laudato si’», «globalización de la solidaridad». 

Para mayores informes www.santegidio.org







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |