Menu


Debate sobre la epidemia de virus Ébola
La Santa Sede en la LXVIII Asamblea de la Organización Mundial de la Salud


Por: Redacción SIC | Fuente: www.agenciasic.com



El arzobispo Zygmunt Zimowski, Presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Agentes Sanitarios y jefe de la Delegación de la Santa Sede en la LXVIII Asamblea de la Organización Mundial de la Salud, que se celebra en Ginebra del 18 al 26 de mayo, ha intervenido en el debate sobre la epidemia de virus Ébola que en los dos últimos años ha causado 9.380 muertes y más de 23.000 contagios en todo el mundo, la mayor parte de las cuales en la región occidental de África.

”La Delegación de la Santa Sede -dijo el arzobispo- desea hacer hincapié en la importancia y puntualidad del tema elegido para el debate general. La reciente epidemia de Ébola ha sido una tragedia sanitaria humana y social que entre otras cosas ha demostrado la importancia crucial de crear sistemas sanitarios resilientes , ya que son esenciales para la prestación de una cobertura sanitaria universal y para responder con prontitud a los brotes de la enfermedad”.

”Desafortunadamente, la mayoría de los países de bajos ingresos, que están todavía afligidos por enfermedades infecciosas y epidemias, cuentan con sistemas sanitarios muy débiles que requieren una intervención urgente si queremos que respondan a las necesidades de su población… Para ello es necesario que la inversión en el sector sanitario vuelva a ser un objetivo prioritario por el bien de la salud pública. Esto requiere un compromiso a largo plazo por parte de los gobiernos nacionales y de los donantes internacionales para sostener sistemas de salud resilientes y garantizar una cobertura universal de los servicios sanitarios, fortaleciendo la capacidad de los sistemas sanitarios nacionales para proporcionar servicios sanitarios equitativos y de calidad y también para robustecer su capacidad de responder a las epidemias y mejorar la propiedad y la participación de de la comunidad… Es también un reto para que los donantes pasen de la financiación de un programa a corto plazo a financiar los servicios integrales de salud a largo plazo”.

”El reciente informe de la Oficina Internacional del Trabajo sobre las desigualdades en la protección de la salud rural, ha revelado que más de la mitad de la población rural en el mundo carece de acceso a los servicios sanitarios básicos y que muchos están en riesgo de empobrecimiento o de pobreza aún mayor porque se ven obligados a pagar de su bolsillo los servicios. Esta es la prueba evidente de que, en 2015, todavía estamos muy lejos de la cobertura universal. Por diversas razones, existen fuertes disparidades en el acceso a la atención médica entre las zonas rurales y urbanas, y las últimas a menudo se benefician más que las primeras. Mi delegación… desea hacer hincapié en la urgente necesidad de reducir la brecha entre el desarrollo rural y el urbano en la Agenda post-2015, teniendo en cuenta que “la vida humana es siempre sagrada y siempre de calidad”.

”En muchos países -concluyó- la Iglesia Católica tiene el privilegio de ser uno de los principales aliados del Estado en la prestación de servicios de asistencia sanitaria de primera necesidad a las poblaciones en zonas remotas, a través de sus más de 110.000 instituciones sanitarias y de atención social en todo el mundo . Por eso es importante ofrecerles la cooperación y el apoyo que necesitan para que puedan acercarse a la población, especialmente a las personas pobres y hacer accesible su servicio. De hecho, en muchos países de bajos ingresos, la contribución de la sociedad civil y las comunidades en la prestación de servicios de salud es esencial”.









Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento