Menu



Padua, Italia

Capilla de los Scrovegni
También llamada Capilla de la Arena, en Padua, alberga un célebre ciclo de frescos de Giotto


Por: Redacción | Fuente: www.italia.it / Otros



La Capilla de los Scrovegni de Padua es una obra maestra absoluta del arte. Hoy se puede visitar sólo en pequeños grupos y previa reserva. Construida por deseo de un rico y potente usurero, Enrico Scrovegni, fue decorada con frescos realizados por Giotto en 855 días, entre 1302 y 1305. Destinada a ser usada como capilla familiar aneja al deslumbrante palacio, construido sobre un anfiteatro romano del año 60 a.C., su interior presenta casi 1000 metros cuadrados de pinturas dedicadas al Antiguo y Nuevo Testamento.

La Capilla, dedicada a la Virgen de la Anunciación, como protectora del alma de Reginaldo Scrovegni, padre de Enrico (colocado en la Divina Comedia por Dante en el Infierno debido a sus actividades de usura), se presenta como un ambiente único con un presbiterio al fondo que acoge el sarcófago del comitente. Una arquitectura sencilla, quizás del mismo Giotto, con ventanas estrechas y altas y decorada con una trifora gótica en la fachada.

Para decorar la capilla, se encargó a Giovanni Pisano realizar tres estatuas de altar de mármol de la Virgen con el Niño entre dos diáconos y a Giotto llevar acabo el ciclo de frescos. El pintor en aquel momento se encontraba en Padua decorando la Basílica de San Antonio, siendo ya conocido por su trabajo en la Basílica de San Francisco de Asís y en la de San Juan de Letrán en Roma, además de por el famoso Palacio de la Ragione de Padua, otra obra maestra del siglo XIV.

Para el ciclo pictórico se usó la técnica del fresco – llamada así porque se pintaba sobre el encalado fresco, aplicando el color antes de que se secase para que se conservara adecuadamente – y destaca por los maravillosos efectos cromáticos, gracias en parte al famoso y costoso azul ultramar, que Giotto obtenía usando pigmentos que llegaban a Venecia de toda la cuenca mediterránea.

Contando distintas historias del Viejo y Nuevo Testamento, entre las pinturas surge el Juicio Universal, que ocupa toda la fachada de la capilla y que representa a Cristo Rey entre los apóstoles sobre las fuerzas del mal que se llevan a los pecadores a las profundidades.



La sensación del conjunto para el que se encuentra dentro de la capilla es la de estar dentro de un arca con numerosos ojos de buey que enmarcan los tondos de las imágenes de Cristo entre evangelistas y profetas.

Destacan además las escenas con las virtudes y los vicios capitales, un auténtico vademécum de comportamiento para los cristianos de la época.

Bajo la cubrición abovedada, que representa un cielo estrellado sostenido por falsos mármoles pintados, las formas aparecen naturales y realísticas con amplios drapeados que narran de un modo visual un pedazo de historia del cristianismo, inspirado en el teólogo San Agustín.

Giotto terminó la obra siendo aún joven, tenía menos de cuarenta años, y es considerada en todo el mundo al mismo nivel que la Capilla Sixtina de Miguel Ángel en Roma.

Los frescos



La decoración mural de la capilla es una de las más importantes obras maestras de Giotto. La atribución a este artista, aunque no existe documentación específica del contrato, parece segura, pues en ella concuerdan todos los críticos e historiadores. El beso de Judas, 1304-1306, fresco, 200 x 185 cm, capilla Scrovegni, Padua. Adoración de los Magos, cuya estrella parece estar inspirada en el Cometa Halley, que Giotto pudo observar en 1301. Giotto terminó probablemente sus trabajos hacia el año 1305 o, según otros autores, en 1306.

Los frescos están dispuestos en tres bandas horizontales superpuestas. Cada una de las bandas está dispuesta en seis recuadros sucesivos, lo que hace un total de 36 cuadros. El orden narrativo es de izquierda a derecha y de arriba a abajo.

En la banda superior del muro izquierdo, se relata la vida de San Joaquín y Santa Ana. Su continuación, en el muro frontero, es la historia de la Virgen, con episodios como La presentación de María en el Templo. De nuevo en la pared izquierda se relatan episodios del nacimiento e infancia de Jesús, como la huida a Egipto. El lado opuesto se inicia con la disputa con los doctores, y continúa con escenas de su vida pública (bautismo en el Jordán, milagro de las bodas de Caná, resurrección de Lázaro, entrada en Jerusalén y expulsión de los mercaderes del templo). Las bandas inferiores de ambos muros están dedicadas a narrar la Pasión, la Lamentación sobre Cristo muerto y la Resurrección de Cristo. El último de los 36 cuadros representa el milagro de Pentecostés, inicio simbólico de la acción de la Iglesia en la tierra.

La iconografía de los frescos tiene su origen no sólo en el Nuevo Testamento, sino también en tradiciones apócrifas procedentes de La leyenda dorada, de Jacobo de la Vorágine acerca de la Virgen María y de sus padres, San Joaquín y Santa Ana. A su vez, el origen último de estas tradiciones se remonta al evangelio apócrifo conocido como Protoevangelio de Santiago.

Además de estas, existen otras pinturas: en el arco triunfal de acceso al ábside se representa la Anunciación de la Virgen (por encima de esta escena aparece Dios despidiendo a Gabriel, que va a cumplir su misión (un tema poco usual en el arte sacro). En la pared opuesta, a los pies de la iglesia, se representa un grandioso Juicio Final, en el que, según los críticos, Giotto cedió parte del trabajo a sus aprendices.

En las bandas inferiores de los muros, por debajo de las escenas de la vida de Cristo, Giotto pintó 14 alegorías de Vicios y Virtudes. Los Vicios están en el muro izquierdo, mientras que las Virtudes se encuentran en el derecho. Los Vicios se corresponden con la parte izquierda de la pintura del Juicio Final, donde se representa a los pecadores condenados al infierno, en tanto que las Virtudes están en relación con la parte derecha de la misma pintura, en la que aparecen los bienaventurados. El mensaje es claro: los Vicios conducen al infierno, y las Virtudes llevan a la salvación.

Fotografía del exterior de la Capilla

Fotografía del interior de la Capilla







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |