Menu


Cuánto se habla de Dios en las redes sociales
¿Cuáles son los temas más tratados en las redes sociales a nivel mundial? A esta pregunta responde un estudio del Pew Research Center’s titulado «Social Networking Popular Across Globe 2012»


Por: Jorge Enrique Mújica | Fuente: Catholic.net



¿Cuáles son los temas más tratados en las redes sociales a nivel mundial? A esta pregunta responde un estudio del Pew Research Center’s titulado «Social Networking Popular Across Globe 2012». Películas y música, temáticas relacionadas con la propia comunidad, deportes, política y religión son los tópicos más tratados por los usuarios de Facebook, Twitter, Google+ y las principales social network del planeta.

Centrándonos en el tema religioso, de entre los 21 países estudiados, Japón es el país donde menos se habla de religión (1%) y Egipto y Túnez donde más (63%). Una lista jerárquica de más a menos quedaría, de acuerdo al estudio, como sigue:

Egipto: 63%
Túnez: 63%
Jordania: 62%
Turquía: 53%
Brasil: 43%
India: 40%
Estados Unidos: 32%
Italia: 16%
México: 15%
Rusia: 15%
España: 13%
Grecia: 13%
China: 10%
Polonia: 9%
República Checa: 9%
Gran Bretaña: 8%
Francia: 8%
Líbano: 8%
Alemania: 7%
Japón: 1%

En términos generales, el informe refleja que los porcentajes de edad de los usuarios que más interactúan en torno a los cinco temas se encuentran en torno a los 18-29 años, un indicio de que la cuestión sobre Dios es también relevante y tratada por personas de un arco de edad habitualmente no asociadas con esos temas o que no suelen tratarlos fuera del ámbito de las redes sociales.

Un estudio realizado por Aleteia.org sobre los temas ético-religiosos y espiritualidad más destacados en la web durante 2012 evidencia en la tercera y última parte del reporte (cf. «Rapporto “web listening e spiritualità. I trend topics etico religiosi del 2012 in rete»; en español en «Los «trend topics» éticos, religiosos y de espiritualidad en la red del año 2012», 26.03.2013) resultados complementarios al estudio del Pew Research Center’s.

En un primer momento el análisis cuantitativo (dónde, cuánto y cuándo se habla de temas en óptica ético-religiosa) muestra que el 71% de las menciones proviene de los Estados Unidos, seguido de México (14%), Francia (8%) e Italia (7%). Los canalizadores de esas menciones son las redes sociales (46%), seguidas de las noticias, blogs, foros y videos. Considerando que el estudio se basa en la observación de noviembre de 2011 a noviembre de 2012, el análisis manifiesta que el volumen de post relativos al mundo conversacional ético-religioso presenta puntos de crecimiento variado según los países. En los Estados Unidos serían los meses de febrero, mayo y octubre de 2012; en México los meses de marzo y octubre de 2012; en Francia no se distinguen momentos especiales.

En un segundo apartado de la misma tercera parte del reporte se hace el análisis cualitativo (de qué se habla en el ámbito de menciones y discusiones ético-religiosas). En este campo, los tres macro-temas más abordados son fe, familia y bioética. Otros temas con menciones relevantes vinculadas a lo ético-religioso son cultura y sociedad, sexualidad, ciencia, historia, educación y viajes.

Estados Unidos, México, Francia e Italia reciben una atención especial al ser los países de donde mayoritariamente proceden las menciones. En Estados Unidos la categoría «fe» implica tratar especialmente la evangelización y el diálogo interreligioso hasta en 59%, la categoría «familia» supone abordar el matrimonio y el debate sobre las nuevas uniones en un 45% y la categoría bioética está vinculada al debate aborto y eutanasia en un 53%.

Desde dónde entrar a las redes sociales y otros datos generales
El informe del Pew Research muestra también la monarquía del teléfono móvil como instrumento privilegiado de acceso a las redes sociales. Prácticamente en todos los países son los medios desde donde se ingresa y participa en la conversación digital. Los teléfonos inteligentes van ganando terreno en países como Gran Bretaña, Estados Unidos y Japón, donde al menos la mitad de la población que usa social networks lo hace desde ellos.

Con el teléfono celular las personas suelen, sobre todo, escribir aunque en países como Japón (79%), México (67%) y España (67%) es común que sirvan más bien para tomar fotografías y videos. Finalmente, los jóvenes están más vinculados al uso de redes sociales por medio de su teléfono móvil que las personas mayores.

La búsqueda de Dios en la era digital
Aunque el análisis Pew Research no tematiza o valora el tipo de conversación generada en torno a la religión, es interesante subrayar, sea a nivel general, sea a nivel particular de cada país estudiado, la capacidad de la cuestión sobre Dios de continuar despertar interés, incluso en sociedades ampliamente secularizadas.

La posibilidad de acudir a la web sin ser vistos brinda a muchos la oportunidad de profundizar en aquellos temas sobre los cuales no hablaría en público. La religión, Dios, es uno de ellos. Que los dispositivos móviles se configuren actualmente como medios a través de los cuales esas eventuales inquietudes puedan ser respondidas queda claro a juzgar por el amplísimo uso que de ellos se hacen.

Ciertamente no todos las personas se preguntan espontáneamente sobre Dios. A muchas de ellas les es despertado el interés al conocer, voluntaria o involuntariamente, contenidos que terceras personas colocan en sus propios perfiles de redes sociales. En este contexto debe entenderse esa afirmación que en 2012 realizó Benedicto XVI cuando dijo:

«Los motores de búsqueda y las redes sociales son el punto de partida en la comunicación para muchas personas que buscan consejos, sugerencias, informaciones y respuestas. En nuestros días, la Red se está transformando cada vez más en el lugar de las preguntas y de las respuestas; más aún, a menudo el hombre contemporáneo es bombardeado por respuestas a interrogantes que nunca se ha planteado, y a necesidades que no siente».

No resulta exagerado afirmar que en el siglo XXI muchos conocerán a Dios gracias a un teléfono móvil. Que ese conocimiento sea no el de cualquier dios sino el del Dios verdadero revelado en Jesucristo dependerá no sólo de las necesarias estrategias de comunicación y pastoral digital que ya impulsa la Iglesia católica sino de al menos tres factores más:

1) no perder de vista que «los buenos frutos que el compartir el Evangelio se deben más a la capacidad de la Palabra de Dios de tocar los corazones, que a cualquier esfuerzo nuestro» (Benedicto XVI, Mensaje para la Jornada Mundial
de las Comunicaciones Sociales 2013);

2) la necesaria adaptación al tipo de comunicación que precisa las redes sociales considerando que el acceso mayoritario pasa hoy por los teléfonos móviles. Hay ya mucho hecho pero rezagado en cuanto que está pensado para acceder desde computadoras fijas o portátiles. Se precisa una actualización. El trabajo ahora debe ir hacia los dispositivos móviles, al lenguaje 2.0 (imágenes, videos, textos breves, etc.);

3) convencerse de que ser católico en las redes sociales no supone simplemente estar conectado, poner imágenes religiosas, compartir artículos piadosos o dar “me gusta” a cuanta imagen del Papa compartan. Supone más bien comunicar la propia vida con opciones, juicios y preferencias concordes con el Evangelio y que vayan más allá de las pantallas: al encuentro real. Eso es ser un evangelizador 2.0.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento