Menu



Consagración del mundo al Inmaculado Corazón de María

Consagración del mundo al Inmaculado Corazón de María
El papa Francisco realizará un acto de consagración del mundo entero al Inmaculado Corazón de María, con el lema““¡Bienaventurada porque has creído!”. 12 y 13 de octubre 2013


Por: . | Fuente: Agencia Informativa Católica Argentina



Uno de los actos más significativos del Año de la Fe tendrá lugar en el Vaticano el próximo 13 de octubre: el papa Francisco realizará un acto de consagración del mundo entero al Inmaculado Corazón de María, con motivo de la Jornada Mariana que promueve y convoca el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización. “¡Bienaventurada porque has creído!” es el lema elegido para esta actividad, que se extenderá entre el 12 y el 13 de octubre, con la presencia de diversas asociaciones de espiritualidad mariana.

La convocatoria se enmarca en las celebraciones del Año de la Fe y coincide con el aniversario de la última aparición de la Virgen en Fátima, ocurrido el 13 de octubre de 1917 en Cova da Iria, en la zona central de Portugal. En recuerdo de este suceso, el 12 de octubre la estatua original de la Virgen de Fátima será llevada a la Plaza San Pedro, donde el Santo Padre la recibirá y será expuesta a la veneración de los fieles. En esa oportunidad el pontífice dará una catequesis mariana.

Desde el dicasterio vaticano se informó también que esa tarde la estatua de la Virgen se detendrá en el santuario romano del Divino Amore, donde se rezará el rosario en simultáneo con otros santuarios marianos de todo el mundo; a partir de las 22, se llevará a cabo una vigilia de oración.

Al día siguiente, domingo 13 de octubre, la estatua regresará a la Plaza San Pedro, donde se rezará el rosario y el Papa presidirá la celebración de una misa. Monseñor Rino Fisichella presidente del pontificio consejo, reveló que es un “vivo deseo” de Francisco que esta jornada mariana pueda tener como símbolo especial a “uno de los iconos más significativos para los cristianos de todo el mundo”.

Consagración de la Iglesia
y el Mundo al Inmaculado Corazón de María
ADAPTACIÓN PARA USO ACTUAL


La gran necesidad que Juan Pablo II percibió para esta consagración sigue actual. Solo en Cristo tenemos esperanza. Sugerimos que la copie para uso frecuente.

Recurrimos a tu protección Santa Madre de Dios en unión con la Iglesia, el Papa y nuestros obispos. Recordamos las palabras del Señor: "Vayan y hagan discípulos de todas las naciones. Y yo estaré con ustedes siempre hasta el fin de los tiempos" (Mt 28, 19-20)

Por lo tanto, Oh Madre de cada individuo y de todos los Pueblos, tu que conoces todos sus sufrimientos y esperanzas, tu que como Madre conoces las luchas entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad, que aflige al mundo moderno, acepta nuestros clamores, en los que nosotros movidos por el Espíritu Santo dirigimos directamente a tu Corazón.

Acoge con el amor de Madre y Sierva del Señor, al genero humano, el que confiamos y consagramos a ti, ya que estamos plenamente preocupados por el destino terreno y eterno de cada individuo y de todos los pueblos. De manera especial te encomendamos y consagramos a esos individuos y naciones que particularmente necesitan ser encomendados y consagrados.

Hemos recurrido a tu protección Santa Madre de Dios, no deseches nuestras peticiones en nuestras necesidades.

2- Aquí estamos ante ti, Madre de Cristo, ante tu Inmaculado Corazón, deseamos, junto con toda la Iglesia unirnos con la consagración que por amor a nosotros tu Hijo hizo al Padre: "Por ellos, dijo Jesús, me consagro a mi mismo, para que ellos también sean consagrados en la verdad". Juan 17,19

Deseamos unirnos a nuestro Redentor, en esta Su consagración por el mundo y toda la raza humana, por la que, en su divino Corazón, tiene el poder de obtener el perdón y asegurar reparación. Su poder dura para siempre y abarca a todos los individuos y naciones. Sobrepasa todo mal que el espíritu de las tinieblas es capaz de traer y que ya ha traído en nuestros tiempos al corazón del hombre y en su historia.

Se bendita por encima de todas las criaturas, tu la Sierva del Señor, quien a plenitud fuiste bediente a la llamada divina.
Bendita eres tu, quien esta completamente unida a la consagración redentora de tu Hijo. Madre de la Iglesia, ilumina al Pueblo de Dios, por sus sendas de la fe, la esperanza y el amor. Ayúdanos a vivir en la verdad de la consagración de Cristo por toda la familia humana del mundo moderno".

3- Encomendándote Oh Madre, al mundo, cada persona y los pueblos, nosotros también encomendamos a ti esta consagración del mundo, depositándola en tu corazón maternal:

¡Oh Corazón Inmaculado! ¡Ayúdanos a conquistar la amenaza del mal, que con tanta facilidad echa raíces en los corazones de la gente de hoy, y cuyos efectos inconmensurables ya pesan sobre nuestro mundo moderno y parecen bloquear los caminos que conducen al futuro!

Del hambre de la guerra, líbranos Señora.
De la guerra nuclear, de la incalculable auto-destrucción, de todo tipo de guerra, líbranos Señora.
De los pecados contra la vida humana desde su concepción, líbranos Señora.
Del odio y de la degradación de la dignidad de los hijos de Dios,
líbranos Señora.
De todo tipo de injusticia en la vida de la sociedad, tanto nacional como internacional, líbranos Señora.
De la disposición para pisotear los Mandamientos de Dios, líbranos Señora.
De los intentos de sofocar en los corazones humanos la misma verdad de Dios, líbranos Señora.
De los pecados contra el Espíritu Santo, líbranos Señora.

Acepta Oh Madre de Cristo este grito vertido con todos los sufrimientos de cada ser humano, vertido con los sufrimientos de todas las sociedades.

Ayúdanos con el poder del Espíritu Santo vencer todo pecado: los pecados individuales y los pecados del mundo, el pecado en todas sus manifestaciones.

Permite que se revele, otra vez en la historia del mundo, el infinito poder salvífico de la Redención: el poder del Amor Misericordioso. Que este poder detenga el mal. Que transforme las conciencias. Que tu Inmaculado Corazón revele a todos la luz de la esperanza.

AMEN

Consulta también Devoción Inmaculado Corazón de María







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |