Menu



Cruzada de oración y apoyo al Santo Padre

Cruzada de oración y apoyo al Santo Padre
Deseamos que todos los católicos y hombres de buena voluntad hagamos una cruzada llena de cariño, amor y oración por el Vicario de Cristo en la tierra, ahora ultrajado, criticado, incomprendido y dolorido, para que, con su sabiduría y fidelidad, siga ilum


Por: Lucrecia Rego de Planas | Fuente: Catholic.net



Estimados amigos de Catholic.net

Después de ver los ataques y controversia suscitada por las palabras mal interpretadas del Santo Padre en Alemania, me llamó la atención no recibir esta mañana en mi buzón cientos de mensajes de católicos indignados, esos católicos que, siendo o no escritores, les da por escribir artículos de protesta cuando alguien produce una película o escribe un libro que ataca a la Iglesia.

Esta vez brillaron por su ausencia, en mi buzón, tanto los escritores como los artículos de protesta. ¿Estarán preocupados en otras cosas? ¿Habrán pasado desapercibidos para ellos los ataques al Vicario de Cristo?

Me costó trabajo entender que una novela de ficción o una película, también ficticia, levanten ámpulas en las personas y, sin embargo, las críticas y ofensas reales, casi sacrílegas, que ha recibido este fin de semana Benedicto XVI, nuestro amado Guía y Pastor, apenas hayan levantado un leve polvo entre los católicos que nos visitan.

Sabemos perfectamente que la intención de Benedicto no era ofender al Islam, y eso debemos gritarlo al mundo, todos los católicos, con la inteligencia y el corazón, con la voz y con las letras.

Esto fue lo que dijo el Papa:

"Dios no goza con la sangre; no actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios. La fe es fruto del alma, no del cuerpo. Por lo tanto, quien quiere llevar a otra persona a la fe necesita la capacidad de hablar bien y de razonar correctamente, y no recurrir a la violencia ni a las amenazas… Para convencer a un alma razonable no hay que recurrir a los músculos ni a instrumentos para golpear ni de ningún otro medio con el que se pueda amenazar a una persona de muerte”

El Papa no insultó ni al Islam ni a Mahoma. Sus palabras han sido sacadas de contexto. En ellas afirmó rotundamente que la violencia no puede ser apoyo para la difusión de ninguna religión. Lo triste es que no sólo han sido mal interpretadas sus palabras por parte de los grupos islámicos fundamentalistas, sino que los medios de comunicación se han encargado de tergiversarlas aún más, creando confusión y dudas aún en el mundo católico.

El Papa simplemente ha asumido el sentimiento y los deseos de millones de musulmanes que de una manera u otra afirman que la violencia y la naturaleza de Dios no pueden estar relacionados.

La lealtad y firmeza del Papa a su ministerio es un don divino y un gran consuelo que nos confirma en la fe junto a Pedro.

Hch 12, 5 "Pedro era custodiado en la cárcel; pero la Iglesia oraba con mucho fervor a Dios por él."

No dejemos solo al Santo Padre en este momento de disgusto y tristeza, como los apóstoles lo hicieron con Jesús, cuando sintieron que estaba cercano el peligro.

Queremos que Benedicto XVI escuche la voz de los millones de católicos que le apoyamos y no escuche solamente los gritos de los grupos fundamentalistas que le condenan.

Deseamos que todos los católicos y hombres de buena voluntad hagamos una cruzada llena de cariño, amor y oración por el Vicario de Cristo en la tierra, ahora ultrajado, criticado, incomprendido y dolorido, para que, con su sabiduría y fidelidad, siga iluminando la oscuridad de este mundo.

Te invitamos a poner un mensaje de cariño y solidaridad para el Santo Padre en el foro que hemos abierto para este fin, en: http://foros.catholic.net/viewtopic.php?t=14613 Nosotros le haremos llegar a él estos mensajes.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |