Menu



Elección y determinación

Elección y determinación
Matrimonio, es vivir y triunfar juntos.


Por: Alberto Abdala | Fuente: Catholic.net



 


Determinar casarse no es algo simple, es lo más formal e importante de la vida, de todas las consecuencias y futuro de la vida
Hay que sopesar y meditar entre los dos novios, semejante determinación, no por el hecho en sí, sino POR HABER SABIDO ELEGIRSE.

El resto transcurre según la elección.
cuando se eligieron, determinar casarse es simple; es la decisión mas importante de la vida para los novios. es una fiesta para familiares y amigos porque se supone que se ha hecho tan exacta elección que la felicidad esta mas que asegurada.

Toda la responsabilidad de elección y determinación de formar matrimonio es de los novios que han tenido el tiempo que ellos quisieron para formalizar matrimonio.(Ver tomo I)

Se repite, el matrimonio no le falta ningún detalle para poder vivir toda la vida en máxima felicidad los que se han elegido para casarse por ser así de importante. Se nace, sin ser nacimiento de elección, pero después de ello toda la vida futura es libre elección de cada uno: elegirse y ponerse de novios para conocerse y saber que podrán vivir toda la vida futura formando o no una familia según su voluntad y cuando tienen todo preparado: lugar, casa, horarios, etc, etc formalizan el matrimonio para tener protección de Dios y las leyes y así comenzarán a vivir la vida que eligieron. EL M ES EL UNICO AMOR DE ELECCIÓN. Jamás se podrá decir “me tocó mal M”, sí se podrá decir: elegí mal M o no supe elegir M. lo más importante en la vida del ser humano es de elección; no es de herencia genética, no es condicionado por terceras personas, es por propia decisión de ella y de el, únicos responsables de elegirse para compartir toda la vida juntos. Es tan importante la elección matrimonial y para toda la vida, que dios dispuso que fuera de elección para tener solo los novios la responsabilidad de la elección y del casamiento.

Cuando se eligieron determinar casarse es simple, pero de las más importantes consecuencias de la vida de ambos. Todo el futuro sucederá a diario, a veces, en los trances más importantes para el M pero el M aportará con soluciones a veces no imaginadas por los esposos; EL M tiene más fuerza y soluciones que ninguna otra sociedad.
Al casamiento los novios, lo pensaron, lo prepararon, lo meditaron como será el futuro con toda responsabilidad mientras familiares e invitados gozan y disfrutan el acontecimiento porque la formación de un M significa que se está pensando en transcurrir una vida con todo lo positivo, honrado y feliz posible. Jamás los esposos piensan en algo negativo.

EL M SE ENFRENTA A LA RESPONSABILIDAD MÁXIMA DE LA VIDA QUE SERA BUENA SEGÚN ELECCIÓN; jamás debe ser rápida, sin meditarla, sin saber como son y sobre todo sin haber proyectado el futuro en todos los posibles detalles. Hecho esto la determinación se hace más simple
La elección es lo importante, nada debe incidir positivamente en ella.

Afortunadamente la pasión ya no es motivo para forzar una elección y mucho menos la determinación del casamiento porque rápidamente llega el arrepentimiento Ello es pasajero. Si la juventud manda y por pasión amorosa se determina el M pronto llegará el arrepentimiento de ambos porque las hormonas no son para mantener el M y más sabiendo que por múltiples causas pueden disminuir o agotarse. Las hormonas no son capaces de generar “amor matrimonial” sí pasión de vida limitada.

El noviazgo (Ver tomo I), período más que importante donde los jóvenes se conocen y sus proyectos son los que ordenan el casamiento.
El noviazgo debe ser de “inteligencia”, saber que se deben conocer y agradarse para vivir toda la vida junta.

El M se hereda, por ello recordar el dicho – que casi siempre dice la madre cuando la hija le hace saber que está de novio- “QUE SEA DE BUENA FAMILIA” quiere significar que el novio (y la novia) aportará al M algo semejante al M de sus padres. Por eso, conocerse las familias y en especial los padres de los novios es muy importante porque los padres saben “ver” detalles que luego comentarán a los hijos que “enamorados no ven defectos”

Para determinar formar matrimonio deben saber que si lo que encontrarán en él es lo que saben debe haber como fuera explicado en las clases de “educación matrimonial”

Hay M que se forman, en gran parte, para tener hijos. Ello debe ser meditado con firmeza y en profundidad porque esto compromete aún más a los esposos a INTEGRAR UN MUY BUEN M porque es la protección de la familia que reflejará en los hijos que clase de M forman los padres.

En el M de los padres está la felicidad de los hijos y si tanto aparentan quererlos ¿cómo los van a privar de la máxima protección y felicidad que un buen M brinda a los hijos? ¿Cómo dicen querer tanto a los hijos si los privan del M que les dio vida que significa tanto para los hijos?, ¿Cómo se explica entonces una separación o un divorcio?. No formaron M los que toman esa actitud, nunca formaron un M. La biología les trajo los hijos no el amor matrimonial, por eso esa falta de cariño para con ellos porque los privan de todo lo que significa para los hijos, vivir con padres que forman un m. feliz. esos hijos son privados de la protección del m de los padres.

La conducta para con los hijos es algo que los novios deben tener presente como la circunstancia más importante para decidir matrimonio.

Si no van a integrar un excelente M no deben formarlo.

Ahí esta otra razón que justifica la necesidad imperiosa de la EDUCACIÓN PARA EL MATRIMONIO como fuera tantas veces repetido por la protección que el M de los padres significa para los hijos sino que no habra felicidad sin m. feliz y mas, ese m lo heredaran los hijos que haran un m semejante al de los padres. Reciben los “genes matrimoniales paternos” no en las células genitales sino durante toda su vida con los padres. YA FUE ESCRITO: LOS PADRES SON ACTORES, LOS HIJOS ESPECTADORES. Ven, escuchan y asimilan todo el M de los padres. Esta es otra GRAN RESPONSABILIDAD DEL M. DE LOS PADRES.
Es una responsabilidad más tan importante como la felicidad que deberán saber lograr para vivir en ella hasta que la muerte los separe.

El casamiento es “iniciar la vida” elegida, es el comienzo de un largo camino, diferente al transitado hasta el casamiento; que debió ser para saber del M, para prepararse a formar un hogar. Esta nueva vida es completamente diferente a lo vivido de solteros, la vida que se comparte es de elección; los esposos se eligen y transitarán la vida elegida por ellos a su gusto con LOS CONOCIMIENTOS INDISPENSABLES PARA VIVIR EL M. QUE SE ELIGIO QUE SABEN DEBEN TRATARLO COMO UN BEBÉ: alimentarlo y educarlo.
Se recuerda, aunque sea repetición, alimentarlo para que no “muera” de hambre y educarlo entre los dos esposos para que sea como ellos quieren. Estar enamorados no basta para formar M deben también saber como se vive y se mantiene el M; es un cambio total de vida.

Su “alimento” es amor que se genera en todas las demostraciones de cariño ABRIENDO EL CAMINO A LA IM Y cuando todavía no son ancianos, con las relaciones sexuales matrimoniales (Ver tomo I) QUE ES LA MÁXIMA DEMOSTRACIÓN DE AMOR PRESENTE, VIVIDA EN IM (Ver tomo I)

El matrimonio venció la vejez, siempre se es joven en I.M., aun en m. de ancianos. Es el noviazgo que ingresa al m.

se insiste por lo relevante que es: los novios que comienzan con algo tan simple y común en breve, al enamorarse, afrontaran los máximos problemas y decisiones a que son capaces: casamiento, alimentar y educar al m (hijo de elección) y a los hijos biológicos. Alimentar y educar al m es lo que debe ser enseñado (ver tomo i) para alimentar y educar a los hijos se ocupa el estado con escuelas y médicos.

Ya ancianos –el amor desarrollado en sus interioridades- los une en tal forma y fuerza que forman una sola interioridad, ya no saben vivir el UNO SIN EL OTRO, forman un solo ser. ese amor matrimonial asi desarrollado se ubica entre los máximos sentimientos humanos: dios, patria, matrimonio que son para toda la vida.
Casarse es transitar la vida que los esposos eligieron. Es una de las máximas virtudes del M.

Vida con un futuro asegurado si acompaña la salud porque felicidad aporta el matrimonio.
El ser humano tiene “x” años de vida cuanto más rápido la inicie (cumpliendo con todos los requisitos) más larga vida será. Hasta ese beneficio otorga el M que solo exige conducta matrimonial y que vivan cada día el perfeccionamiento del M activo, dinámico y mantenido con el alimento correspondiente: AMOR
El M no se comparte con nadie, se forma entre los esposos; los hijos son frutos del M, NO lo integran.

El “amor matrimonial” tiene su origen en el amor del noviazgo por eso éste tiene tanta importancia y trascendencia; es la semilla que germinará si cayó en tierra fértil (casamiento) y será una planta (M) que dará flores y frutos (hijos, felicidad)

Nadie piense que el m es fácil pero el ser humano no tiene otra opción.

M es vivir juntos ella y él, es la vida elegida no parecida a la vida de soltero (a); al M hay que lograrlo, alimentarlo y educarlo. Lograrlo con el enamoramiento, alimentarlo en IM y educarlo armonizando. POR ELLO EL AMOR MATRIMONIAL NO EXIGE OBEDIENCIA NI HUMILLACIÓN ES DE IGUAL A IGUAL POR ESO LOS ESPOSOS NO MIDEN NI CUENTAN QUIEN HIZO MAS: LOS HACEN SIEMPRE LO MAXIMO

Preguntas y comentarios al autor de este artículo

 

 

 









Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |