Menu



Mujer

Mujer
Matrimonio es la vida compartida con quien más agrada.


Por: Alberto Abdala | Fuente: Catholic.net




Dios, que tiene todas las disposiciones a su deseo y voluntad, dispuso de una mujer para poner a su hijo en este mundo. MÁXIMO PRIVILEGIO PARA TODAS LAS MUJERES.

Este libro no es para describir la voluntad del Señor solo comentar lo que significa en el tema de este libro.

Con ello Dios demuestra, a todos las generaciones del mundo, cuanto significa ser mujer no solo para que nazca un niño sino también de afrontar cualquier dificultad en salvaguardia de su hijo y su misión.
Este privilegio debe ser heredado por todas las mujeres y que sea también un reconocimiento por el esposo.

En este hecho se destaca no solo el privilegio de la mujer sino la obediencia, sacrificio y voluntad por enfrentar a la sociedad de la época en defensa de su hijo.

Lo más simple es comentar que si Dios, que puede hacerlo en infinidad de formas según su deseo, eligió una mujer para ser madre de su hijo Cuanto orgullo de toda mujer y cuanto respeto y cariño a la mujer que tiene el privilegio de poder ser madre.

Ese privilegio debe ser más que respetado y reconocido por todo hombre y más si es el esposo.

Esto es motivo de orgullo femenino que tanto hombres como mujeres deben tener presente. Con el solo hecho de haber nacido mujer hay que enseñarle a sentirse importante y respetable aumentando en todo lo posible su AUTOESTIMA (Ver tomo I)

Esto hay que repetirlo para que no solo la mujer lo sienta sino también el hombre para que ubique a la esposa en el nivel que le corresponde
Todo esto debe ser inculcado en la mente de todas las mujeres del mundo desde su niñez, como legítimo orgullo que las valorice y aumente su autoestima.

Ello contribuirá a elevar el valor social de la mujer y nunca más sea secundaria frente al hombre; situaciones heredadas de viejas y muy primitivas culturas donde todavía existe la venta u obsequio de mujeres.

Nace una nena pero no se piensa en cuanta responsabilidad trae consigo: biológicamente tiene la responsabilidad futura, de mantener la especia y afectivamente formar el matrimonio porque en último análisis ella es quien evoluciona la afectividad del hombre desarrollando en él el deseo de formar matrimonio y familia.

Así, en conjunto, frente a esas responsabilidades trae al mundo los hijos como muestra de amor y comienza a dedicarles el mejor tiempo del M para hacer de ellos verdaderos hijos con todas las preparaciones posibles hasta que les llega el tiempo de casarse.

Ella sigue en la responsabilidad de su matrimonio donde vivirá “hasta que la muerte los separe”. Su misión es vivir gozando del M que eligió y tener hijos cuando esté de acuerdo con su esposo aunque sabe cuanto sacrificio, trabajo y responsabilidad ello significa sin olvidar todas las cualidades del matrimonio porque muchas mujeres , madres solteras no aceptan casarse con el padre biológico porque es más difícil ser buen esposo que buen padre, todos los M adoptan algún procedimiento para evitar cargarse de muchos hijos y a diferencia del matrimonio los hijos no son elegidos.

No es un texto para razonar sobre la presencia de los hijos; Solo para repetir que no son el m., que son detalle en la vida matrimonial, que el m se inicia sin ellos, aparecen ocupan los mejores años en la vida matrimonial, se casan y dejan el hogar de los padres y estos siguen en su m con una misión cumplida. no se comparan hijos con m, no se los puede comparar.

Hay que enseñar, a los jóvenes, las diferencias para aumentar el amor al M ya que en nuestra cultura, en general, el cariño por los hijos supera todo cariño pero al verse solos los padres se dan cuenta del error cometido olvidando el M siendo, a veces, demasiado tarde
Pero porque trata ella de agradar al esposo en todo aspecto: casa, comida, preparación de ropa, cuidado de los hijos, etc, etc, Eso era lógico cuando el hombre era el único que aportaba para mantener la economía del hogar pero ahora ya no es así con esposas empleadas, profesionales, etc, etc tema éste por todos conocido y que no es el fin de este texto.

En realidad esta responsabilidad, del hogar, debe ser compartida así ella no disminuye su prestancia. Ella no debe tener ninguna actitud que disminuya su nivel de esposa; tema ya arreglado de novios. Como, por ejemplo, las madres que se culpan de haber tenido como hijos puras mujeres o puros varones Sin saber que el esposo es el responsable del sexo del hijo.
El sexo no es lo máximo que la mujer significa; no mirarla ni pensar en esa forma, ella representa la otra mitad de la unidad matrimonial.

Para ella el hombre, casi nunca, es visto como el hombre mira a la mujer ¿Por qué? porque ella piensa en “la vida”, en vivir el tiempo que le corresponda cumpliendo el fin que le corresponda. es mucho menos instintiva que el hombre. Si se le enseña esto tan importante a la mujer sabrá la conducta a asumir frente al hombre, en especial, elevar su autoestima y jamás ofrecerse para lograrlo porque no es eso la respuesta a su entrega, al contrario, es desmerecimiento, pérdida de calidad y de valor (Ver Autoestima Tomo I)

Se debe saber cómo es la vida matrimonial para saber cómo se va a vivir, que no sea todo nuevo y sorpresivo. DEBEN SABER COMO SERA LA VIDA MATRIMONIAL ELLA Y EL.

No hay MAL MATRIMONIO. Todos los M son iguales, excelentes. Los que dicen ser malos matrimonios son los que nunca llegaron a ser un matrimonio. No se han sabido elegir culpa de las autoridades que no les han enseñado como se eligen, qué es el noviazgo, qué buscar en él, qué es el M, etc. matrimonio es vivir la vida y motivarse cada día para vivirla juntos que es la única forma de vivirla bien jóvenes o viejos, ricos o pobres.

Llegar a viejo (a) y pensar que será querido y cuidado, es un error; solo el que cultive amor matrimonial desde joven tendrá en la vejez quien lo quiera (la quiera) y cuide por enfermo, pobre o mal que esté.

El amor matrimonial crece como una planta, que también es vida, es exactamente igual: si el lugar es bueno y bien cuidada será frondosa, con buena sombra, mejores flores y fruta.

El M no se efectúa pensando en la vejez y que se tenga quien lo (la) cuide a él casi siempre y a veces a ella (en casi todos los M él es de mayor edad que ella). Esto merece muchas reflexiones, pero este texto no es para ello, solo recordar que en la vejes es cuando las enfermedades son más importantes y todos los ancianos (ancianas) las padecen En esto no se piensa cuando son jóvenes y quieren formar un M. SOLO EL AMOR DEBE SER EL MOTIVO DE LA UNION MATRIMONIAL, NO LA CONVENIENCIA porque los cambios son muchos y muy importantes hasta llegar a la vejez y si no hay amor matrimonial solo conveniencia, no se tolera. Solo profundo amor matrimonial de muchos años hace que se tolere cuidar ancianos (ancianas) con graves afecciones.

Enamorados es la única manera de formar un M hasta que la muerte los separe. Ese vivir enamorados hace que los esposos sean capaces de máximos sacrificios (Ver cap. Matrimonio). Solo el amor matrimonial hace que se realicen y toleren toda clase de sacrificios y esfuerzos
Todos estos razonamientos es para inculcar la necesidad de recibir EDUCACIÓN PARA EL MATRIMONIO porque solo en matrimonio feliz se puede gozar de la vida por eso hay que enseñarlo para evitar que se forme M sin obtener de él todas las posibilidades que ofrece como ya fuera explicado. Jamás un buen M presenta dificultades matrimoniales; cuando pasados los primeros años comienzan las dificultades matrimoniales los años se hacen muy difíciles y la felicidad no se presenta. Un camino iniciado para tener quien lo (o la) cuide en la vejez no tiene buen fin.

Nadie sabe si los hijos vivirán cerca y en condiciones de atender los padres y más problemáticos si se casaron y tienen hijos que cuidar.

Como esta actitud casi siempre la asume él, al llegar a anciano (casi en todos los M él es de más edad que ella) se encuentra solamente con la esposa que vivió un mal M, no generó amor y más casi siempre ella también padece importantes enfermedades. La diferencia de edad entre ella y él, en la vejez con enfermedades se hace más ostensible.

SI ESE M NO FUE FELIZ, EL FINAL SERA PEOR.
El M comienza en el noviazgo, periodo de organizar y coordinar la vida en M con los conocimientos necesarios
Los esposos que forman el M no deben esperar con certeza el respaldo de los hijos después de casados, por varias y muy importantes razones pero la más IMPORTANTE ES QUE TAMBIEN SE DESARROLLA EN ELLOS EL ESPECTRO AFECTIVO DEL M. que supera casi siempre aunque no son iguales al amor a los padres y más si viven lejos de los padres y tienen varios hijos con múltiples problemas se les hace imposible poder asistir a sus padres. Si viven en países distintos la distancia influye mucho.

El M se debe formar para vivir en él y no para tener hijos que los “cuiden” en la vejez porque no será realidad en todos los casos. Solo los esposos entre ellos deben cuidarse, así es el M, los hijos ya tienen su matrimonio. Es muy difícil la convivencia con hijos casados con familia.

El m propio es la riqueza afectiva y de voluntad que nada puede superarlo: así al M hay que cuidarlo desde el inicio - COMO HIJO DE ELECCIÓN QUE ES- para que en la vejez sea fuerte como para cuidar los esposos ancianos que conocedores de esto ahorraron amor para su vejez
Tanto la mujer como el hombre que forman el M lo deben alcanzar optimistas y más que esperanzados; ESA ES LA VIDA FUTURA QUE HAN ELEGIDO.

Así de importante es el M: es toda la vida futura de los esposos que ellos mismo eligieron por ello no permitir que nada ni nadie interfiera en el.

el amor matrimonial no es cualquier amor, no es un amor mas.

Es un sentimiento especial, nada de semejante con otras formas de quererse o desearse. Solo los esposos viven el amor matrimonial que es propio y especial de cada m diferente del amor maternal, amor filial, etc

Solo el M vive de un amor tan especial que necesita su diaria demostración (Ver I.M. tomo I) con una mirada, un gesto, una caricia, un abrazo, etc, etc. El M tiene –como exclusividad- el escenario de la I.M. para evidenciar su amor matrimonial. Solo el M tiene su propio y exclusivo estado psicológico para demostrar su amor matrimonial. NINGUNA OTRA DEMOSTRACIÓN DE AMOR TIENE SU MOMENTO EXCLUSIVO PARA ELLO. Los esposos se demuestran cariño diario y en cualquier circunstancia con –se repite- una mirada, un abrazo, una sonrisa, etc. pero cuando se despierta el verdadero AMOR MATRIMONIAL psicológicamente ingresan a la I.M.(con o sin R.S.) sin importar la edad que los esposos tengan Los ancianos (Ver I.M. tomo I) viven con
Intensidad su IM lejos ya de tener R.S. sí unir sus interioridades que los une con una fuerza como cuando eran jóvenes y hace que se brinden máximas atenciones sin importarles que sacrificios significa.

Esto no es simplemente el cuidado que los esposos se brindan, esto es amor matrimonial en su máxima expresión, su interioridad. Muchos, pero muchos matrimonios lo viven sin saber explicarlo, lo sienten sin expresarlo SON LOS AÑOS DE AMOR MATRIMONIAL VIVIDOS.

SE REPITE: MATRIMONIO ES LA VIDA QUE SE ELIGIO VIVIR COMPARTIDA CON QUIEN MAS AGRADA.

Preguntas y comentarios al autor de este artículo

 

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento