Menu



Interioridad del matrimonio

Interioridad del matrimonio
Los esposos deben buscar unir sus interioridades que es lo máximo y propio de cada esposo, con respeto al pudor a través del amor conyugal...


Por: Dr. Alberto Abdala |



Los esposos en intimidad matrimonial, CON MÁXIMO RESPETO AL PUDOR, guardián de la interioridad humana, mirándose a los ojos, con palabras y gestos de máximo amor conyugal quieren compenetrarse el uno con el otro; ingresar a la interioridad de su cónyuge(que los llevara al orgasmo de conciencia) mientras sus cuerpos excitados por el impulso sexual los llevará al orgasmo físico.

Los esposos abren sus interioridades, para hacerla una sola, en máxima mutua entrega tanto psíquico o de conciencia, como física.

NUNCA EL SER HUMANO ES TAN LIBRE, TAN PLENO, TAN SATISFECHO DE SU VIRTUDES COMO EN ESTA CIRCUNSTANCIA. NINGUNA OTRA EXPERIENCIA DE VIDA ES ASI. SOLO EL MATRIMONIO LA OFRECE; PERO EXIGE PARA QUE ELLO SEA REALIDAD UNA SERIE DE IMPORTANTES REQUISITOS; A CAMBIO BRINDA FELICIDAD POR EL AMOR QUE GENERA.

Estos conceptos condensan la conducta de los esposos en intimidad matrimonial para generar amor. El proceso es de comienzo psíquico, buscando demostrarse amor, en intimidad matrimonial Los esposos al agotar sus palabras y manifestaciones físicas de cariño: caricias, besos, ponderaciones, etc., etc. queriendo encontrar la forma de llegar a sus interioridades (NO al orgasmo como en las parejas o relaciones extra-matrimoniales) recurren al contacto íntimo de sus cuerpos que los acerca aún más y así llegan a las relaciones sexuales matrimoniales.

En este momento es cuando los esposos- en general- por falta de conocimientos, olvidando su condición de tales y obedeciendo a sus instintos, porque nadie les explicó nada, se afanan por llegar a la meta; el orgasmo físico, cuando en realidad debe ser al revés: el orgasmo físico un elemento más, la máxima excitación física para lograr introducirse en la interioridad del cónyuge en el orgasmo de conciencia y así vivir la interioridad del matrimonio en total demostración de amor conyugal.

El nivel orgánico no es la meta, no es el fin, a él accede solo el organismo siguiendo sus instintos; el nivel psíquico o de conciencia es donde debe estar la mente; los esposos están sumergidos en cuerpo y alma, mejor en ALMA Y CUERPO.

Por ello la fase orgánica de las relaciones matrimoniales NO debe ser una CARRERA para llegar al orgasmo físico, NO; los esposos sumergidos en su demostración de amor, en máxima compenetración el uno con el otro y así como usan sus labios y sus manos con suavidad y aceptación, así será la conducta sexual: SUAVE, AGRADECIDA, PLACENTERA, SERENA, DE ESPERAR LA ESPOSA HASTA QUE EL ORGANISMO ESTALLE- orgasmo- sin que sea una urgencia física (como muestran videos y películas de relaciones sexuales, repito, que son de amantes o profesionales del erotismo pero nunca de esposos.)

Ellos deben estar sumergidos psíquicamente buscando la máxima integración de sus interioridades que los llevará al orgasmo de conciencia que genera amor (ver: orgasmo.)

¡Qué distante de las simples relaciones sexuales, qué lejos de la educación sexual! ¿Cuánto se debe explicar a los jóvenes para tal logro?

Todavía en las charlas y explicaciones al respecto se está insistiendo en lograr el orgasmo físico, como si los esposos fueran solo amantes.

Nadie puede pensar que los más íntimo, lo más propio del matrimonio, sea igual en matrimonio que en "parejas"; porque tampoco lo es igual en todos los matrimonio, como fuera explicado, ya que los esposos cumpliendo la conducta explicada en capítulos anteriores, vivirán sus relaciones sexuales matrimoniales y de interioridad en forma muy exclusiva, personal y propias de su matrimonio al ingresar "la palabra" durante el orgasmo de conciencia.

Las "parejas" buscan en máxima demostración de ansiedad lograr el orgasmo físico; repito, estas relaciones son un FIN, satisfacer su erotismo por eso en T.V., videos, etc., se ve hombre y mujer en demostración de un verdadero estado atlético en carrera desenfrenada al orgasmo físico; ESTO NO ES DE MATRIMONIO. En matrimonio, la fase física de las relaciones sexuales es también demostración de amor con máximo cuidado de la esposa y de su pudor que al sentirse así respetada se hace participativa, activa, libre, ocupada en amalgamar su interioridad con la de su esposo mientras sus cuerpos siguen lentamente (No en carrera desenfrenada) cumpliendo el ciclo sexual heredado y siempre el mismo.

No son los cambios de posición los que aumentan el erotismo matrimonial y evitan la monotonía- NO- se debe mejorar "las palabras" que buscan el orgasmo de conciencia. ESTO ES DE MATRIMONIO.

Se debiera exhibir videos que muestren relaciones sexuales matrimoniales, para así los jóvenes sepan diferenciarlas de las simples relaciones extra matrimoniales que sería muy instructivos.

Así explicado, en pocas palabras, porque hay textos escritos por magníficos pensadores sobre el tema, se puede afirmar que las relaciones sexuales matrimoniales vividas a ese nivel debieran llamarse RELACIONES DE INTERIORIDAD MATRIMONIAL que abarca todo, tanto el nivel psicológico o de conciencia como el nivel físico o sexual.

¿Cómo sostener entonces que a los adolescentes se les debe enseñar EDUCACIONAL SEXUAL y con ello creer haber completado su formación para el matrimonio?. Repito, educación sexual es solo un capítulo de la Educación para el matrimonio.

La educación sexual debe ser ubicada en su justo nivel: sexo; pero el ser humano, más los esposos, son más que sexo- instinto- son espíritu, conciencia, entonces ubiquemos en ese nivel su máxima demostración de tal que es el amor conyugal.

Si nos ufanamos diciendo que el ser humano es la creatura con máxima autonomía sobre sus instintos, con conciencia, con amor, etc. llegado a su mayor demostración, el amor conyugal, como solo se explica la fase física, instintiva, animal; con ello estamos desvalorizando semejante creatura.

Enseñemos, para que los adolescentes lo asimilen y lo vivan, el origen de conciencia y espiritual de las relaciones sexuales matrimoniales. Las relaciones sexuales matrimoniales comienzan en la psiquis, en la conciencia de los esposos buscando llegar a lo más íntimo de cada cónyuge, si interioridad; siguiendo ese camino se llegará al orgasmo de conciencia y como un estímulo más para ello se agregan las relaciones sexuales matrimoniales (ver: intimidad matrimonial y relaciones sexuales matrimoniales) porque los esposos sienten la necesidad de máxima intimidad y así su estimulación física los lleva al acto sexual que es instintivo, estereotipado, etc. (ver: orgasmo).

Esto es igual en todos los seres humanos- el orgasmo físico- que incluso por simple masturbación se lo logra; eso no es matrimonial; lo es sí el orgasmo de conciencia que se hace de esposos y más se hace personal.

Mejor llamar a estas releciones "RELACIONES MATRIMONIALES", que significa "relación de interioridades de los esposos" que comprende, como fuera explicado, además las relaciones sexuales.

Enseñar esto a los jóvenes es tarea muy difícil tanto en lo social como en lo personal. En lo social porque necesita una infraestructura de organización educativa muy importante y en lo personal, conocimientos y formación esmerada.

Esta búsqueda desenfrenada, en manifestaciones puramente instintivas, del orgasmo físico hechas por parejas profesionales del erotismo es lo que muestran videos y revistas. Los adolescentes creen que "eso" es matrimonial y muy pocos se ocupan de decirles la verdad. Peor aún mesas redondas de T.V. donde los conceptos vertidos no merecen el comentario: se mezclan parejas con matrimonios; personas divorciadas que ya cambiaron varias veces de parejas emitiendo juicios lapidarios sobre el matrimonio cuando ya por sus antecedentes están completamente desautorizados para ello. Lo más grave de todo esto es que no hay una voz que defienda el matrimonio o mesa redondee donde matrimonios relaten las bellezas del matrimonio y sus propias felicidades de esposos.

Ahí en esa profundidad y sutileza del orgasmo de conciencia se encontrarán las explicaciones a tantos matrimonios desavenidos, separados o no felices.

¿Después de esto quién se anima a comparar matrimonio con pareja? ¿Como pueden los señores de las mesas redondas de T.V., radio, etc. comparar y homologar lo que sucede en el matrimonio con lo que sucede en las "parejas". Nada tienen en común ; ni siquiera las relaciones sexuales (ver: matrimonio-pareja) que es lo más instintivo de las relaciones sexuales.

Esto explica muchos interrogantes:

1.- El valor y la presencia insustituible de la intimidad matrimonial y su vigencia aún en matrimonio de ancianos.

2.- La intimidad matrimonial es lo que une al matrimonio y no las relaciones sexuales, que se agotan con la edad.

3.- Los matrimonio de ancianos - con función sexual agotada- inician su intimidad matrimonial como siempre, pero solo que la parte de relaciones sexuales- lo más conocido, promocionado y comercializado- no se cumple por estar agotada, pero sí demuestran su amor conyugal con palabras de cariño, agradecimientos, actitudes, etc., (besos, caricias, etc.) llegando así como lo hicieron por años a abrir sus interioridades ya no tanto para satisfacerse como para agradecer el haber vivido en matrimonio feliz, tantos años.

Una vez más: NO ES UNA FUNCIÓN QUE SE AGOTA LO QUE UNE AL MATRIMONIO SINO EL AMOR QUE BUSCA LLEGAR A LA INTERIORIDAD DE LOS ESPOSOS; ESTO NO SE AGOTA PORQUE GENERA MAS AMOR.

Debiéramos - repitiendo una vez mas- ajustándonos a la realidad, cambiar la designación de "relaciones sexuales matrimoniales" por "relaciones matrimoniales" que engloba las RELACIONES DE INTERIORIDADES Y LAS RELACIONES SEXUALES MATRIMONIALES; pero el uso ha acuñado estos términos, muy difícil de cambiar, pero sí saber que la verdadera relación matrimonial es relación matrimonial de interioridades común a matrimonio jóvenes y ancianos; solo que en los primeros se agregan las relaciones sexuales matrimoniales.

Se destaca así las exigencias del matrimonio en las relaciones matrimoniales

1.- deben ser esposos

2.- en intimidad matrimonial

3.- relaciones con preparación psicológica y física inmediata (Ver: intimidad matrimonial)

4.- acto sexual de pleno amor, conciente

5.- con orgasmo físico y de conciencia.

El esposo que no esté en condiciones de cumplir estas exigencias del matrimonio que no inicie una relación matrimonial; porque si no cumple esta secuencia será una relación sexual simple, como si fuera extra-matrimonial.

Esto es suficiente argumento que explica porque hay tantos matrimonios separados o no felices y de ellos el 95% es por intimidad matrimonial no normal.

Quién ingrese a la vida matrimonial debe saber las exigencias del matrimonio, más en intimidad matrimonial y estar en condiciones de cumplirlas. Entonces vivirá la verdad del matrimonio que tiene sobrados recursos para mantener unidos y felices a los esposos aún en extrema vejez. QUE SE LOS IGNORE NO SIGNIFICA QUE NO EXISTAN.

Una vez más, los esposos deben buscar unir sus interioridades que es lo máximo y propio de cada esposo, con respeto al pudor, -custodio de la interioridad-, a través del amor conyugal; con relaciones sexuales cuando son jóvenes y con solo manifestaciones psíquicas cuando la función se ha agotado; pero el fin es siempre el mismo: unir las interioridades.

Preguntas y comentarios al autor de este artículo

 

 

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |