Menu



La pasividad de la esposa en intimidad matrimonial

La pasividad de la esposa en intimidad matrimonial
Su comportamiento en la intimidad matrimonial se reflejará en todo el que hacer del matrimonio.


Por: Dr. Alberto Abdala |



Un hecho muy importante que toda esposa debe saber: SU COMPORTAMIENTO EN INTIMIDAD MATRIMONIAL SE REFLEJARA EN TODO EL QUE HACER DEL MATRIMONIO.(ver: intimidad matrimonial, autoestima, etc.)

Si la esposa espera en intimidad matrimonial que el esposo tenga siempre la iniciativa en las relaciones sexuales significa que ella renuncia a toda una serie de iniciativas en la vida diaria del matrimonio. Significa que en lo más personal, en lo más íntimo, la esposa se ha ubicado detrás de él. Ello se reflejará en una serie de conductas y en casi todas las decisiones a tomar en la vida diaria del matrimonio.

Quede bien claro: si en intimidad matrimonial que es su máxima libertad no toma decisiones tampoco lo hará en el diario vivir del matrimonio.

Las decisiones deben ser compartidas lo que significa beneficio para el matrimonio y para la esposa.

En general -y esto es repetición- son los esposos que se quejan de los negativos de la esposa para llegar a las relaciones ¿ por qué? Porque siempre el esposo quiere iniciar una relación cuando tiene deseos, cuando está predispuesto para ello, etc., etc. pero pocas veces piensa que ella puede no estar predispuesta para ello por múltiples circunstancias; pero la negativa partió de ella. Si se reparten las iniciativas verá ella cuantos "NO" tendrá ella por respuesta de él y ello nivela las relaciones del matrimonio.

Más si como fuera explicado (ver: intimidad matrimonial, relaciones sexuales, etc.) en las relaciones ella exige una serie de detalles: en intimidad matrimonial, con buena preparación o estimulación erótica y con el fin que ella alcance el orgasmo. Exigiendo estos detalles y tomando la esposa, la libertad que le corresponde, de iniciar una relación verá como el matrimonio se equilibra y dejará siempre de estar cumpliendo órdenes; en realidad debe ser tan participativa como el esposo. Esta actitud del esposo se viene heredando de épocas muy lejanas cuando el esposo era el amo y señor. Imagino las críticas a estos conceptos: que es tan simple, que depende de... miles de factores, etc., etc.; pero por algo hay que comenzar para ubicar a la esposa en el nivel que le corresponde.

No olvidar que el matrimonio es mitad de la esposa y mitad del esposo, escenario de la perfección humana.

REPITO, cuando el matrimonio tenga sus relaciones deben ser

1.- en intimidad matrimonial

2.- con iniciativas compartidas

3.- no pasividad de la esposa

4.- con orgasmo de la esposa

a ello podría agregarse otra serie de detalles pero esto es lo que no debe dejarse de cumplir.

Así no solo no habrá tantas exigencias de parte del esposo- que por naturaleza tiene casi siempre más deseos sexuales que la esposa- y tampoco será el único conductor del matrimonio.

No es fácil para ningún espeso y no basta estar solamente físicamente preparado para estas relaciones que cumplan esas condiciones. Una perfomance de este nivel no siempre es realizable: ES MAS FÁCIL ACTUAR COMO HOMBRE QUE COMO ESPOSO que explicado significa que es mucho, pero mucho más fácil tener relaciones tipo instintiva que relaciones sexuales matrimoniales.

Es fácil, para el hombre las relaciones sin intimidad matrimonial, los días que él quiera y sin preocuparse del orgasmo de la esposa(ver felicidad matrimonial.)

Estas relaciones instintivas son más extra matrimoniales y no manifestación de amor. A ESTAS RELACIONES LA ESPOSA, A QUIEN NI SE CONSULTO, NI MUCHO MENOS PREPARO, ES A LAS QUE SE NIEGA SIN CONOCER LOS ARGUMENTOS PARA SU DEFENSA PORQUE NADIE SE LOS EXPLICO. LOS NIEGA PORQUE SE SIENTE MAL SIN ORGASMO CORRESPONDIENTE Y HUMILLADA COMO ESPOSA.

Por esto repito: cuando la esposa conozca todos sus derechos en intimidad matrimonial el matrimonio será estable y feliz. Recordar que nada exige tanto al ser humano como el matrimonio

La evolución de la intimidad matrimonial debe ser con activa participación de la esposa no solo en la iniciativa de las relaciones sexuales sino también tomar un papel activo en las relaciones en sí porque también ella tiene la obligación de hacer que las relaciones sean agradables al esposo, no sólo como acto sexual, sino como manifestación de amor conyugal; sin olvidar que ella también se beneficia con tales relaciones.

LA ESPOSA, SI BIEN DEBE SABER SUS DERECHOS A SATISFACER EN LAS RELACIONES SEXUALES DEBE TOMAR INICIATIVAS Y SER PARTICIPE ACTIVA -EN CUERPO Y ALMA- EN DICHAS RELACIONES.

Es cierto, que por años, se la formó a la mujer para ser pasiva, inhibida, fría, sin iniciativa, etc., etc. porque así parecía mas honrada, más decente, con más pudor y muy elevada auto-estima, etc. porque todo lo vinculado a la sexualidad debía ser oculto, despreciable, etc. La verdad biológica y matrimonial es justo lo opuesto; pero falta quien se lo diga y explique a las jóvenes para que le den a las relaciones sexuales matrimoniales la jerarquía que tienen y más aún, su significado pero sin olvidar que ello debe estar incluido en un curso completo de EDUCACIÓN PARA EL MATRIMONIO ya que la educación sexual es solo un capítulo de dicho curso muy importante pero solo una parte de dicho programa.

Enseñar la evolución de lo sexual a demostración de amor es lo que interesa; el sexo como función es instintivo; elevarlo a conyugal es importante problema educacional, la educación sexual sola no basta para el matrimonio porque los jóvenes serán buenos amantes "pero no buenos esposos" que no es lo mismo.

También es cierto que ahora (en general) las jóvenes no están inhibidas, no son tan pasivas por este liberalismo que avanza pero les falta los conocimientos para que su conducta sea acorde a las circunstancias como esposa, como demostración de amor y no como desorden sexual. Se han liberado los instintos y eso descalifica a la mujer.

No tiene porque la esposa contener sus demostraciones de deseo sexual cediendo todo ese espectro de la intimidad al esposo. En matrimonio nadie debe sacrificarse por el otro sino que cada uno debe procurar la felicidad de su cónyuge.

Ella tiene el mismo derecho de vivir a pleno su sexualidad porque justo ahí -en intimidad matrimonial- es donde debe demostrar y vivir todas sus condiciones de mujer y esposa. SE HACE CIERTO QUE NO SE PUEDE SER UNA GRAN ESPOSA SI NO SE ES UNA VERDADERA MUJER QUE SEPA VIVIR Y DISFRUTAR SU SEXUALIDAD ACORDE CON LA EVOLUCIÓN DE SU MATRIMONIO. Esto no es ser vulgar y otros calificativos que por siglos boicotearon y estereotiparon el comportamiento sexual de la esposa. Afortunadamente ya superados esos prejuicios, falta darles los conocimientos para vivir a pleno su sexualidad.

Matrimonio es compartir la vida a pleno, es lo más íntimo y personal del ser humano, es el escenario de la perfección humana es donde se debe demostrar y vivir todas las posibilidades de ser esposa No es que la mujer viva el liberalismo desenfrenado o un salvajismo erótico-sexual; no es cierto, esto es de la T.V., revistas, videos, etc., etc. que no muestran intimidad matrimonial sino relaciones sexuales instintivas con fines comerciales.

Todas las esposas, en general tienen bien formada su auto-estima, excelente personalidad, son temperamentales, son honradas, etc., etc. ellas hacen matrimonio, familia, nación.

Solo que ahora están viviendo a pleno su condición de mujer y de esposa, al conocer sus derechos; no están superando al hombre solo están recuperando el nivel social y matrimonial históricamente no alcanzado y al estar en un plano de igualdad con el hombre éste cree que él ha descendido y no es así: se está en el nivel de igualdad que siempre debió existir.

La supremacía en el matrimonio y más en la intimidad matrimonial (ver capítulos anteriores)está siendo superada por la educación e información de la mujer que se esmera por estos temas, no así el varón que cree saberlo todo pero pronto ella se enseñará a él como conducirse en intimidad matrimonial. No en todos los niveles sociales se ha logrado, pero la evolución esta en marcha y nada la detiene, ahora se pregona que en el matrimonio los esposos se acompañan nadie sigue a nadie y que en el matrimonio nadie debe sacrificarse por el otro sino que cada uno procurar la felicidad del otro.

En intimidad matrimonial tiene más actividad y responsabilidad él que ella: es ineludible para él despertar y perfeccionar la sexualidad de la esposa, la preparación física inmediata que significa la estimulación erótica y la obligada responsabilidad que ella logre el orgasmo y una vez evolucionada así será responsabilidad de ambos no caer en monotonía. Entonces la relación sexual matrimonial como siempre debió ser es algo que el esposo tendrá muy en cuenta su rol protagónico que la esposa sabe ahora exigir.

En la intimidad matrimonial la armonía, las satisfacciones, el inicio de las relaciones por ambos esposos, la no pasividad de la esposa, etc., etc. darán personalidad al matrimonio, así si ella es en intimidad matrimonial fría, pasiva, proclive a la negación, sin exigir su orgasmo, con actitudes de desagrado o indiferencia, etc., etc. no pretenderá recibir en recompensa un matrimonio de armonía, de consideración, de felicidad, etc.

Siempre se habla y escribe sobre "ella", la esposa, porque de este binomio del matrimonio la mujer es el polo más débil y PORQUE ES ELLA QUE DEBE CAMBIAR SU ACTITUD FRENTE AL HOMBREE UBICADO ASÍ POR VIEJAS SOCIEDADES YA SUPERADAS.

Pero si la mujer en intimidad matrimonial tiene iniciativa, es activa, desinhibida, exige su orgasmo, no tolera relaciones mas que en el marco de la intimidad matrimonial, etc, etc. entonces el comportamiento del esposo será el correspondiente. La intimidad matrimonial se proyecta indefectiblemente al matrimonio.

ESTO DEBE TENERLO PRESENTE LA ESPOSA -SE REPITE- SI NO QUIERE VERSE AVASALLADA INSENSIBLEMENTE Y SIN RECUPERACIÓN TIENE QUE COMENZAR POR NORMALIZAR Y ACTUALIZAR SU INTIMIDAD MATRIMONIA.

Las relaciones sexuales matrimoniales no son solo para que la esposa alcance el orgasmo, si vivir el amor conyugal que es sexual y espiritual por eso es tan especial. El matrimonio debe esmerarse para que así sea. Las relaciones sexuales matrimoniales son un medio de expresar amor, no un fin.

Las relaciones sexuales matrimoniales tampoco son exclusivamente para planificar la familia; pero sí lo es y tal vez lo menos comentado, pero muy importante, para ir plasmando la personalidad de los esposos y del matrimonio: así van madurando, evolucionando cada uno como esposa, esposo y como matrimonio.

Los logros personales e interpersonales obtenidos de la intimidad matrimonial tienen mucha mas relevancia y son más profundos para el matrimonio que los obtenidos en cualquier otra circunstancia; la razón muy simple PORQUE SON LOGROS EXCLUSIVOS DE ESE MATRIMONIO.

POR ESO -SE REPITE- VIVIR LA INTIMIDAD MATRIMONIAL -CON O SIN RELACIONES- ES LA MÁXIMA RESPONSABILIDAD DE LOS ESPOSOS.

QUIEN NO SEPA VIVIR LA INTIMIDAD MATRIMONIAL NO DEBE LLEGAR AL MATRIMONIO, NO TIENE FUTURO. PARA ELLO DEBE INFORMARSE CON PROFESIONALES IDÓNEOS MIENTRAS ESCUELAS Y COLEGIOS NO LE OFREZCAN UN PLAN DE ESTUDIO SOBRE EL TEMA (Ver: plan de estudio de Educación para el matrimonio.)


Preguntas y comentarios al autor de este artículo

 

 

 

 



 

 

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |