Menu



Personalidad de la esposa

Personalidad de la esposa
La esposa formará su personalidad con lo que hereda de su hogar, con su autoestima, con su formación y cultura, con su comportamiento en la intimidad matrimonial.


Por: Dr. Alberto Abdala |



El matrimonio es dinámico, en permanente evolución, por eso se lo compara con un bebé que nace el día del casamiento y comienza a crecer.

¿Cómo? Con la personalidad que van tomando los esposos al aumentar la edad y al tener más responsabilidades.(Ver: conceptos sobre el matrimonio).

El esposo por múltiples circunstancias casi siempre toma el "mando" del hogar y la esposa toma el papel pasivo, cuando no sumisa (según formación, autoestima, actitud en intimidad matrimonial, etc., etc.)

El esposo toma esa actitud porque la hereda del padre que le viene históricamente de civilizaciones primitivas, donde el hombre era el amor supremo y aún hoy en ciertas civilizaciones que aceptan que el hombre tenga varias esposas. Ese falso machismo va siendo superado o abolido en la mayoría de los matrimonio y más en matrimonio de esposos cultos. En los grupos étnicos de los primitivos habitantes de nuestro país y de casi todos los países de América se observa en la actualidad la actitud pasiva y sumisa de la esposa.

¿Pero, cómo es la evolución de la personalidad de la esposa?

Depende de muchos factores, casi todos pasibles de ser modificados por ella:

1.- De niña: el hogar de los padres es el que copiará; si la madre es sumisa, obediente con un padre autoritario ella aceptará ser como la madre.

2.- Desde la adolescencia y abarcará toda su vida: SU AUTO-ESTIMA. Nunca será suficiente hacer entender a las jóvenes que sepan su valer como mujer y como esposa. Saber sentirse importante (no orgullosa ni vanidosa) como mujer tanto o más que el varón. Repito una vez más: el hombre necesita más que la mujer la vida en matrimonio.

La autoestima no se hereda, se desarrolla lentamente y ahí está el rol importante de la madre y del padre en ponderar las cualidades de la hija, que desarrollará su autoestima tanto en lo intelectual como en lo físico: arreglo y decoro personal, comportamiento en familia y en sociedad (peinado, vestidos, gestos, vocabulario, arreglo personal, educación, responsabilidad, comportamiento, etc.

Este mismo nivel de autoestima alcanzado por la adolescente la llevará a aceptar como compañeros a jóvenes de su mismo nivel de comportamiento y de entre ellos saldrá el futuro novio y esposo que tendrá parecida autoestima, modales, comportamiento, etc. etc.

3.- De novia -es el periodo más importante- porque la autoestima demostrada durante el noviazgo será la que llevará al matrimonio. En este periodo evolutivo toda joven debe saber y tenerlo presente que jamás por ningún motivo deberá HUMILLARSE DELANTE DE SU NOVIO. Nada justifica una conducta de desvalorización y mucho menos "para no perder el novio" porque esto lo llevará al matrimonio y para siempre. No está justificada esa conducta porque -se repite varias veces- el varón necesita del matrimonio más que la mujer, el 90 o 95% de los hombres están unidos en matrimonio así que las probabilidades de no casarse son remotas. Si la joven, sabiendo eso, se desvaloriza delante del novio indica que su auto-estima es muy pobre, no ha evolucionado y no contempla las consecuencias futuras y para siempre.

4.- De esposa llevará la personalidad formada por las anteriores circunstancias (ejemplo del hogar, auto estima, humillación o desvalorización, etc.) a lo que agrega su comportamiento en intimidad matrimonial. Esto debe tenerlo presente la esposa en todo momento para no verse avasallada en su matrimonio sino ocupar el nivel que ella pretende, pero tiene que ser merecedora de ello. La madre que sabe esto debe inculcarlo en sus hijas.

El nivel de comportamiento que asuma en intimidad matrimonial será reflejado en el diario vivir del matrimonio. Si olvida sus derechos y obligaciones ( especialmente relaciones sexuales sólo en intimidad matrimonial, derecho a iniciar relaciones sexuales, ponderación de la sexualidad, exigir su orgasmo que significa despertar y evolución de su sexualidad, pasar del orgasmo físico al psicológico o de conciencia, ponderar la sexualidad y demostrando su agrado al generar amor, no ser pasiva, no permitir menoscabo al pudor, demostrar amplia libertad tratando, en todo lo posible, corresponder al esposo que tendrá un comportamiento acorde con la esposa, de quien también espera la demostración de agrado de las relaciones sexuales y retribución de todas las demostraciones de atracción sexual, erotismo, etc., etc.) Aquí un detalle importante: la esposa debe saber poner el toque de erotismo indispensable en intimidad matrimonial con la vestimenta, arreglo del dormitorio, arreglo personal y sobre todo no demostrar jamás indiferencia o ser pasiva y no estar EN CUERPO Y ALMA. No para luchar contra otra mujer, que no debe existir, sino para vivir a pleno su condición de mujer y esposa y este es el momento, no hay otro.

Una importante observación, más para la mujer; ella en plena conciencia y autoestima debe preocuparse también por satisfacer su organismo. Esa mujer inteligente, pensante, etc. vive dentro de un organismo -su físico- que la acompañará por vida; entonces no solo NO desprestigiarlo (Ver autoestima) sino ATENDERLO, CUIDARLO no solo en peinados, cremas, ejercicios sino en satisfacerlo fisiológicamente, su organismo necesita las estipulaciones físicas, las relaciones sexuales y muy especialmente el orgasmo; no lo prive por equivocados principios porque solo Ud. será la perjudicada. Las relaciones son indispensables para mantener el matrimonio pero también para armonizar su organismo. NO TOME ACTITUD NEURÓTICA DE FINGIR RECHAZAR U ODIAR LAS RELACIONES SEXUALES. No lleve "eso" a su matrimonio.

En el matrimonio debe ser mujer y esposa madura.

Todas estas circunstancias y detalles son fundamentales para el concepto que de la personalidad de su esposa tenga el esposo y que se irá afianzando lentamente acorde a como evoluciona la intimidad matrimonial.

Es el nivel de auto-estima de intimidad matrimonial el que vivirá el resto del día. No pretenderá una esposa indiferente, pasiva, sin erotismo, sin demostración de agrado por el momento de intimidad matrimonial vivido, etc., etc. ser en la vida diaria una esposa con decisiones, con carácter, con iniciativa, etc., etc. porque no podrá ser. En intimidad matrimonial es cuando tiene la máxima libertad. Aunque sea repetición muchos conceptos pero son tan importantes que se lo hace de exprofeso para gravarlo en la mente de las jóvenes.

La personalidad de la esposa se va plasmando lentamente con la evolución del matrimonio, sobre todo con su comportamiento en intimidad matrimonial, sin olvidar que lo que traiga de joven y de novia poco podrá ser cambiado después con el matrimonio.

El matrimonio -repito- no mejora ninguna falencia de los esposos hace evolucionar y destacar las condiciones personales de cada uno si son buenas se harán mejores pero si son malas, se harán peores.

De esta abigarrada mezcla de valores surgirá lentamente la personalidad de la esposa y el concepto que de ella se formen esposo, hijos, todo el entorno familiar y amigos. Casi todos son valores adquiridos y sabiendo su fundamental importancia para toda su vida futura, con suma inteligencia los debe manejar la joven esposa. Claro que es necesario inculcar en la hija, a temprana edad, elevada auto-estima (adolescencia) para que valore su conducta como joven, novia y después esposa. Solo recordar la importancia de la elección del novio, por eso se insiste que los esposos tengan una formación y cultura semejantes. Un esposo no culto y con poca formación jamás apreciará y menos valorizará la personalidad de la esposa por excelente que sea.

Siempre la referencia es a adolescentes, novios y esposos sanos y jóvenes. No se puede, no es el texto para comentar personalidades anormales, es un tema profesional especializado


La esposa formará su personalidad:
 

  • Con lo que hereda de su hogar.
  • Con su autoestima que en su mayor parte es responsabilidad de los padres.
  • Con su formación y cultura (educación para el matrimonio.)
  • Con su comportamiento en intimidad matrimonial.

    Como se aprecia, la personalidad no se hereda; sobre lo que aporta el hogar de los padres actúan los factores muy personales. Tengan esto en cuenta todas las adolescentes

    LA PERSONALIDAD ASUMIDA EN UNA DIRECCIÓN NO PODRÁ SER CAMBIADA.

    Preguntas y comentarios al autor de este artículo

     


     







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |