Menu



Profundidad del matrimonio

Profundidad del matrimonio
Quien contrae matrimonio cambia toda la orientación de su vida y abre una dimensión desconocida e infinita de su afectividad...


Por: Dr. Alberto Abdala |



En los pensamientos "para reflexionar" uno de ellos dice: matrimonio plan de vida y otro: origen de la evolución afectiva de los esposos y es así, una afectividad muy especial de vivir la vida. El matrimonio amplia el espectro afectivo y lo mismo la llegada de los hijos; espectro que por supuesto no tienen los solteros o los que no tienen hijos.

Quien contrae matrimonio cambia toda la orientación de su vida y abre una dimensión desconocida e infinita de su afectividad; que irá creciendo lentamente, madurando su personalidad. Se casan y nace el sentimiento de esposo (a), de matrimonio; solo quien lo viva lo entenderá y sabrá por que los esposos son así: artífices de los mayores sacrificios, solo el matrimonio es capaz de tanto... solo por amor. Don exclusivo de esposos pero nunca de algo "parecido" como pareja, concubina, amantes, etc. ESTO ES LO QUE SEPARA AL MATRIMONIO DE CUALQUIER OTRA FORMA DE CONVIVENCIA.

LLEGAN LOS HIJOS Y LOS ESPOSOS COMIENZAN A CAMINAR DíA A DíA EL INTERMINABLE CAMINO DE SER PADRES.

Este es el perfil más conocido y alabado por todo el mundo (ser madre, ser padre) que el otro perfil, indispensable y primero el de ser esposo y esposa porque todavía el sentimiento de padre- madre oculta al de ser esposos.

ESTO DEBE SER REVERTIDO; NUNCA EL SER PADRES OCULTARA O DISMINUIRÁ (MENOS MATARA) EL SER ESPOSOS PORQUE PARA SER PADRES PRIMERO FUERON ESPOSOS Y ASI LOS HIJOS NACEN DEL MATRIMONIO.

A los hijos les hace muy bien presenciar la vida matrimonial de los padres, que se mantenga independiente el concepto de matrimonio dentro de la familia. Ya se comentó este aspecto: porque el matrimonio de los padres será copiado por los hijos, el matrimonio se hereda.(Ver: la independencia del matrimonio, El día del matrimonio, etc.)

Esta es la gran responsabilidad del estado y de los mayores: enseñar a los adolescentes para que vivan y valoren, a su debido tiempo, lo que el matrimonio aporta a su interioridad: nada mas y nada menos que desarrollarla, hacerla que se sienta, poblarla de sentimientos de amor y abrirla en su máxima demisión a la persona elegida por esposa (o). (Ver: orgasmo, interioridad matri-monial, etc.)

Ninguna otra persona ni unida por lazos sanguíneos es merecedora de esto. Ni madre, ni padre, ni hijos, ni nadie... solo los esposos tienen ese privilegio.; solo en ellos y en intimidad matrimonial normal; nace ese sentimiento tan íntimo, tan humano exclusivo de esposos: de querer complementarse mutuamente, esa vocación de amor de la misma naturaleza humana, esa fuerza de querer hacer una las dos interioridades de los esposos. QUIEN NO VIVA ESE MOMENTO JAMAS LO ENTENDERÁ.

Muchos esposos lo viven sin saberlo, sin valorarlo; hay que enseñar a valorarlo. Este es el fin de este libro: que todos los esposos no solo lo vivan sino que lo busquen , lo provoquen, lo vivan intensamente para perfeccionarlo y para que su fuerza renovadora se extienda en felicidad al matrimonio, a los esposos porque es un privilegio exclusivo de ellos, milagro del matrimonio.

Este es el gran motivo para vivir en matrimonio. Es la máxima obligación enseñarlo a los jóvenes para que sea motivo, no solo de llegar al matrimonio, sino para perfeccionar su intimidad matrimonial.

El ser humano no completa su formación como tal hasta no llegar al matrimonio porque en él y por él evoluciona al máximo su afectividad por intimidad matrimonial normal. PUEDE SER EXPLICADA, PUEDE ENSEÑARSE LA FORMA DE LLEGAR A ELLA Y MAS AUN A DISFRUTAR DE ELLA PERO SOLO QUIEN SE ESMERE EN LOGRARLA Y VIVA EN ELLA SABRÁ VALORARLA.

El desafío del matrimonio está siempre presente entre los esposos: hacer una de dos interioridades y vivirán la máxima dimensión humana, sin límites, evadidos de todo lo físico, son PURO AMOR CONYUGAL... SON ESPOSOS. ¿Quien no querrá renovar esta experiencia?

Por muchos sacrificios y dedicación que exija todos los esposos harán el empeño posible para ello; porque la gratificación es también máxima y única.

Es nuestra obligación despertar y crear esta inquietud en la conciencia de los jóvenes, es el desafío del matrimonio para que sean esposos, es el desafío de la especie.

Una lógica deducción: todo esto y mucho más se le está negando a toda mujer a quien se le proponga vivir en cualquier otra forma que no sea matrimonio: pareja, amante, concubina, etc., etc. porque no es ESPOSA.

Otra deducción en las mesas redondas - tan frecuentes en TV- en diarios, revistas, etc., etc. se escucha y lee a MUJERES Y HOMBRES NO CASADOS OPINAR SOBRE EL MATRIMONIO.

Claro que se critica el deporte sin ser deportista, el automovilismo sin ser corredor, etc., etc. pero aquí es diferente a todo: es necesario haber vivido en intimidad matrimonial normal para saber su esencia y poder hablar de ella; sin olvidar que quien destruyó su matrimonio -divorcio- y ahora vive en pareja es porque nunca vivió intimidad matrimonial normal por lo tanto no evolucionó su afectividad de esposo (a) por eso el divorcio.

Solo esposos con intimidad matrimonial normal están autorizados a describir la evolución y perfección de la AFECTIVIDAD DE ESPOSOS.

Esto es muy importante y es imposible querer disfrazarlo con palabras altisonantes queriendo ocultar la verdad: lo parecido- PAREJA- no es lo mismo que MATRIMONIO; todo es diferente y mas en lo exclusivo, profundo y propio de esposos: LA INTIMIDAD MATRIMONIAL.

Claro que existe la intimidad de pareja, pero no es lo mismo, su origen es distinto, su evolución diferente entonces no admite comparación.

ESTAMOS OBLIGADOS A EVITAR LA CONFUSIÓN.

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |