Menu



Unidad de criterio

Unidad de criterio
La función sexual es


Por: Dr. Alberto Abdala |



Después de tantos años de charlas, conferencias, cursillos prematrimoniales, etc. sobre el tema, estamos asistiendo al interrogante que leemos en la cara de los jóvenes; cuando adolescentes sexo fue casi mala palabra, si no tanto, fue siempre unida a juicios o ideas de función peligrosa, no decorosa, que no debía prestigiarse, que cada uno resolviera sus problemas a escondidas y sin asesoramiento.

Ahora a esas mismas personas próximas al casamiento les decimos que la función sexual es "la fuerza que une al matrimonio, que es indispensable para la salud, etc."

Les explicamos a las adolescentes que cuidado con el varón porque en sexo es un peligro, que su mente solo piensa en eso, etc. etc. y ahora próximo a ser esposa le queremos inculcar que es la intimidad matrimonial y las relaciones sexuales matrimoniales la máxima manifestación de amor presente, que las relaciones no se deben distanciar porque son el alimento del matrimonio sino éste morirá de inanición, etc., etc.

¿Como podemos crear tantas expectativas negativas en los adolescentes que tienen la capacidad de asimilar todo lo que se les explica y al poco tiempo cambiar el enfoque, pretendiendo hacerles entender todos los beneficios, satisfacciones, necesidades, etc., etc. de las relaciones sexuales matrimoniales?

Debemos tener unidad de criterio y más, criterio válido para nuestra familias que tienen un perfil psicológico y vínculos diferentes a la de otros países, que a menudo copiamos como modelo. Los manuales y textos deben ser adaptados a nuestra idiosincrasia. Los patrones evolutivos de nuestros jóvenes siguiendo el ejemplo de los padres, no son iguales a los de los jóvenes de otros países, sus vivencias y conductas son diferentes, en general.

Debemos adaptar nuestra enseñanza y orientación a lo que es nuestra familia y nuestra adolescencia; pero teniendo uniformidad de criterio sobre este tema tan importante.

La función sexual comienza en la adolescencia y como algo que nace debe madurar, perfeccionarse, evolucionar, etc. como la alimentación de un bebé: que comienza con la leche y lentamente se agregan otros alimentos en cantidad y calidad establecidas. Si en una función como la digestiva hay que tener tantos cuidados, como será en la función sexual que además tiene proyección social. Enseñar educación sexual - capítulo de la EDUCACIÓN PARA EL MATRIMONIO- con criterios positivos inculcando en la mente de los jóvenes la verdad sobre el tema; recalcando las responsabilidades que crea su ejercicio. Así como un exceso de alimentación puede crear una indigestión que pasa en uno o dos días, en lo sexual es diferente: puede generar un embarazo dando nacimiento a un nuevo ser con todas las consecuencias que ello significa y creando, a la madre graves problemas sociales y personales por vida.

Repetimos en otras páginas, que el niño en el hogar, copia para su futuro el modelo de matrimonio y familia en que le toca desarrollarse, sin necesidad de explicaciones, simplemente lo asimila y si en su niñez los padres ante los hijos se expresan en términos peyorativos sobre el tema sexual; los niños terminarán por creer que "eso" es lo negativo del ser humano, que el ser humano está en constante lucha con su sexualidad que debe reprimir, etc., etc. y así se genera lentamente y más en las hijas, posición de repudio y miedo frente al sexo que ella identifica en sus compañeros o quién quiera ser su amigo .Si la constante prédica negativa prospera, en la adolescencia lo traducirá en su comportamiento social y luego en su intimidad matrimonial

No se debe, entonces, en el hogar, poner a la niña a la defensiva de todo varón - porque es un peligro sexual, enseñarle en la escuela todos los peligros y graves consecuencias del sexo y después en su matrimonio pretender que sepa disfrutar de su sexualidad, ser feliz y hacer un matrimonio feliz, porque no lo conseguirá: su intimidad matrimonial no será normal. Se debe unificar el criterio de enseñanza, valorar y jerarquizar la función sexual.

En las relaciones sexuales entre adolescentes se establece que el límite a ello es el peligro de un embarazo como si el acto en sí nada significa. No todas las jóvenes que tiene relaciones quedan embarazadas, es cierto, pero también es cierto que las que quedaron embarazadas todas habían tenido relaciones.

¿Pero solo la posibilidad del embarazo es lo que limita o desaconseja dichas relaciones entre adolescentes? Pero y esa joven nadie piensa en ella, nadie le enseñó a respetar y hacer respetar su intimidad? Alguien meditó y explicó a una adolescente los traumas psíquicos y sociales que le produciría una relación sexual fortuita que la podría marcar para siempre?. Nadie explicó a esa joven que las relaciones sexuales significan permitir el acceso a su interioridad, lo más propio y exclusivo del ser humano.

A veces las consecuencias son más graves y complejas, como un embarazo que terminará: en un crimen - aborto- o nacimiento de un bebé sin padre; pero llegará el día que habrá que explicarle quién fue su padre (ver: valor social de una persona).

En todo esto y en su auto-estima tiene que pensar la adolescente antes de ir a un acto sexual irresponsable sin olvidar que si alguien tiene que salir perjudicado siempre será ella

La colocación de un D.I.U es un acto importante, no aceptado por nuestra Iglesia, de gran connotación moral y desaconsejado a adolescentes, no solo porque puede generar esterilidad en el futuro, sino que su presencia califica a su portadora y la ubica, en el núcleo que frecuenta, como no candidata al matrimonio e indica que los valores morales y formación no han podido superar ni gobernar sus instintos sexuales.

Enseñar todo lo positivo, todos los beneficios de la práctica responsable y culta, de su íntima vinculación con la personalidad, de su perfección y evolución que es la evolución y perfección del matrimonio. Beneficios que hay obligación de enseñar a los jóvenes para que vivan en plenitud todas las posibilidades que Dios puso en cada ser.

 

 


Preguntas y comentarios al autor de este artículo

 



 

 

 

 

 









Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |