Menu


Juan Pablo II pide ayudar a los medios a expresar sus «enormes» posibilidades
Petición de Juan Pablo II para reorientar el uso de los medios y que estos promuevan los valores humanos y familiares para contribuir al bien de la sociedad.


Por: Juan Pablo II | Fuente: Zenit.org



Juan Pablo II pidió este martes ayudar a los profesionales de los medios de comunicación para que expresen sus «enormes» posibilidades en la promoción de los valores humanos y familiares.

Esta fue la consigna que dejó a los participantes en la asamblea plenaria del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, que celebra en el Vaticano el cuadragésimo aniversario de su fundación (el 2 de abril de 1964 por iniciativa de Pablo VI, en respuesta a las propuestas de los participantes en el Concilio Vaticano II).

La asamblea celebra también los cuarenta años de la publicación del decreto conciliar «Inter Mirifica» sobre los medios de comunicación social (4 de diciembre de 1963).

En el breve discurso que dirigió en inglés a los miembros del Consejo vaticano, que fueron presentados por su presidente, el arzobispo estadounidense John P. Foley, el Papa les alentó «a proseguir vuestra misión de ayuda a los que trabajan en este vasto campo y a modelar con "espíritu humano y cristiano" los medios de comunicación».

«De este modo --reconoció--, los medios de comunicación podrán expresar mejor su enorme potencial para promover sanos valores humanos y familiares, contribuyendo a la renovación de la sociedad», afirmó recordando el tema central del Mensaje para la Jornada Mundial para las Comunicaciones Sociales.

El Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, según el artículo 169 de la constitución «Pastor Bonus», promulgada por Juan Pablo II en 1988, «se dedica a las cuestiones relativas a los instrumentos de comunicación social, con la finalidad de que, también por medio de ellos, el mensaje de la salvación y el progreso humano contribuyan a fomentar la civilización y las costumbres».

«El Consejo se dedica principalmente a la función de suscitar y apoyar, oportuna y adecuadamente, la acción de la Iglesia y de los fieles cristianos en las múltiples formas de la comunicación social, trabajando para que los diarios y otros escritos periódicos, los espectáculos cinematográficos y las transmisiones de radio o televisión estén cada vez más impregnadas de espíritu humano y cristiano», indica el Papa.

La constitución pontificia pide a este organismo vaticano que siga «con especial preocupación los diarios, publicaciones periódicas, emisoras de radio y televisión de naturaleza católica, para que respondan realmente a la propia índole y función, divulgando sobre todo la doctrina de la Iglesia como la propone el Magisterio, y difundiendo correcta y fielmente las noticias religiosas».

El Santo Padre le pide, además, fomentar «las relaciones con las asociaciones católicas que trabajan en las comunicaciones sociales» y procurar que los católicos, «especialmente con ocasión de la celebración de la jornada de las Comunicaciones Sociales, tomen conciencia del deber que tiene cada uno de esforzarse para que dichos instrumentos estén al servicio de la misión pastoral de la Iglesia».

En la constitución «Pastor Bonus» el Papa establecía como «oficina especial» dependiente de la Secretaría de Estado del Vaticano la Sala de Prensa de la Santa Sede para la publicación y distribución de «las informaciones oficiales referentes a los documentos del Sumo Pontífice y a la actividad de la Santa Sede».







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |