Menu


Desiderato de Bourges, Santo
Obispo, 8 de mayo


Por: P. Felipe Santos |



Obispo de Bourges

Martirologio Romano: En Bourges, en Aquitania, Francia, san Desiderato, obispo, que habiendo desempeñado con anterioridad el cargo de canciller en la corte, como obispo dotó a su Iglesia con reliquias de mártires ( 550).

También es conocido como: Deseado de Bourges
También es conocido como: Désiré de Bourges

Etimológicamente: Desiderato = deseable, es de origen latino.

Breve Biografía

Nació en Soissons a finales del siglo V. Según se cuenta, sus padres, (Auginus y Agia), que vivían en Soissons, no sólo empleaban su tiempo y su dinero en socorrer a los pobres, sino que prácticamente convirtieron su casa en un hospital.

El santo de hoy, por ejemplo, fue el gran obispo de la época merovingia. Con su trabajo, su ejemplo y su predicación contribuyó enormemente a que Francia saliera del pozo caótico en el que había caído cuando el imperio romano se vino abajo y la civilización cristiana daba sus pasos de gigante en el siglo VI.



Fue Ministro de Asuntos Exteriores de Clotario y Childelberto. Era un cargo nada fácil por las intrigas del poder que reinaban a sus anchas en la corte.  Con su diplomacia intentó complacer a todo el mundo, excepto a los que se proclamaban herejes.

Soñaba con abandonar la corte, una jaula verdadera de sospechas, intrigas y crueldades. Deseaba retirarse pero no se lo permitían porque no podían pasar sin él. Sin embargo, su anhelo se centraba en la construcción de monasterios e iglesias. Y cuando pudo, dejó la política para entregarse de lleno a los asuntos religiosos.

Lo nombraron obispo de Bourges en el año 541, es decir nueve años antes de su muerte. Su apostolado fue muy fructuoso. El santo obispo tomó parte en varios sínodos, en particular en el quinto Concilio de Orléans y en el segundo de Auvernia; esos dos concilios combatieron las herejías de Nestorio y Eutiques y promovieron la disciplina eclesiástica; bajo su administración Bourges creció mucho en el número de sacerdotes buenos y lo mismo en el número de cristianos.

En los momentos difíciles recurrían a él para solucionar los problemas. Por ejemplo, gracias a sus cualidades innatas de diplomático, logró que hicieran las paces Anjou y Poitou .

Ingresó al Reino de Dios el 8 de mayo de 550.

¡Felicidades a quien lleve este nombre!

 







Compartir en Google+




Consultorios
Reportar anuncio inapropiado |