Menu



Alemania

Düsseldorf: una ciudad económica y financiera
El Nuevo Paseo del Rin, que une la ciudad vieja con el Rin, garantiza maravillosas vistas y una gastronomía estupenda


Por: www.colonia2005.cl | Fuente: www.colonia2005.cl



El milagro económico de Düsseldorf

Se dice que Düsseldorf, junto con Hamburgo y Stuttgart, son las ciudades más ricas de Alemania. Düsseldorf es la representación del milagro económico, ordenada, próspera y autosuficiente. Nunca tan industrializada como sus vecinos del Ruhr, Düsseldorf se ha concentrado en su papel de centro financiero y administrativo: una de las bolsas más grandes del país se halla en esta ciudad, así como las oficinas centrales de muchas empresas multinacionales. Al menos dos de ellas, la Thyssen-Haus, en el corazón de la ciudad, y la Mannesmann-Haus, en el Rin, son sellos de identidad como lo fueron las torres de las iglesias y el ayuntamiento en el paisaje urbano medieval. Incluso en una visita relámpago, Düsseldorf resulta cara, pero la vida nocturna es una de las más animadas del país.


Llegada a la ciudad

La estación de ferrocarriles se halla al sudeste del centro urbano, con las calles comerciales diseminadas a su alrededor. Los trenes eléctricos S-Bahn salen en intervalos de 20 minutos hacia el aeropuerto. La oficina de turismo de Düsseldorf se encuentra en la Konrad-Adenauer-Platz, delante de la estación de ferrocarril.


El Altstadt de Düsseldorf

Si bien nunca ha sido una de las atracciones arquitectónicas de Alemania, el Altstadt de Düsseldorf posee dos iglesias llamativas: St Lambertus, un edificio de ladrillo del siglo XIV, fácilmente reconocible por su alto capitel, y un poco más al oeste, St Andreas, mausoleo de los Electores Palatinos, que estaban entre los siete príncipes seleccionados por el Sacro Imperio Romano. El elector más popular fue Jan Wellem, al que rinden tributo a su memoria la enorme área abierta que lleva su nombre en el corazón de la ciudad y la estatua ecuestre situada delante del Rathaus, de estilo renacentista. En la plaza inmediatamente al norte se halla la Schlossturm, el único resto de la fortificación antigua; ha sido restaurada para acoger el Museo de la Navegación que alberga numerosas maquetas y gráficos.

Los sucesores de Jan Wellem emplearon jardines franceses para llenar su ciudad de parques, canales y otras mejoras urbanas. Estas obras culminaron con la creación de la calle principal, la famosa Königsallee. Sólo la Kaufhaus de Jugendstil (modernismo) puede destacar como edificio; diagonalmente opuesta a su entrada posterior se halla la Wilhelm-Marx-Haus, la primera expresión visible del encaprichamiento de Düsseldorf por el nuevo mundo, conocida como el primer rascacielos de Alemania cuando se construyó en la década de 1920.

El parque más grande es el Hofgarten, con forma de zapato de tacón de aguja, actualmente atravesado por varias calles bulliciosas. En su extremo final se halla el Schloss Jägerhof, un palacio barroco que se ha convertido en el Museo Goethe. El hijo predilecto de Düsseldorf es otro de los escritores alemanes más aclamados, Heinrich Heine, en cuyo honor ha sido fundado un instituto de investigación y un museo en Bilkerstr. 14.

Los dos museos de arte garantizan el éxito de la visita. Situado en una galería ultramoderna en Grabbeplatz se halla Kunstsammlung Nordrhein-Westfalen. La colección comienza con un acto de contrición: una expiación por la dimisión de Paul Klee de su profesorado en la Academia de Düsseldorf durante las purgas nazis de 1933, alrededor de 90 obras suyas fueron compradas por la ciudad en 1960. Klee continúa siendo la principal atracción, pero la última adquisición ha convertido al museo en un quién es quién de la pintura moderna.


Lugares Recomendados



  • Avda. de los Reyes (Königsallee - "Kö"): una de las calles comerciales más elegantes del mundo.


  • Ciudad Vieja: un kilómetro cuadrado de vida renana, con edificios antiguos y sus 260 restaurantes y cervecerías.


  • Nuevo Paseo del Rin: une la ciudad vieja con el Rin; maravillosas vistas y una gastronomía estupenda. Punto de partida para viajes en barco con la "Flota Blanca" y la Cía. Naviera KD.


  • Palacio de Benrath: con sus parques de 60 hectáreas, uno de los más bellos testimonios de la arquitectura del estilo proto-neoclásico.


  • Colección de Arte de Renania del Norte-Westfalia: está considerado como uno de los museos más prestigiosos de arte moderno.


  • Aquazoo en el parque Nordpark: museo vivo.


  • Kaiserswerth: ruinas del castillo del emperador Barbarroja, del siglo XII.


  • EKO: Casa de la Cultura Japonesa, arquitectura tradicional japonesa, con su templo, su campanario y un jardín japonés.


  • Jardines y Palacio Jägerhof (Museo Goethe) y casa del jardinero de palacio (Museo del Teatro): el más antiguo parque público de Alemania, en el centro de la ciudad.


  • Parlamento Regional de Renania del Norte-Westfalia: edificio redondo, de espectacular arquitectura, a orillas del Rin.

     







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |