Menu



Un clásico

Un clásico



Por: P. Ignacio Plascencia |



Me refiero a la antigua canción interpretada por Whitney Houston “Always love you” (siempre te amaré). Como que la melodía se compuso para destacar la hermosa voz de Whitney. ¿Te has puesto a pensar en la fuerza que tiene el estribillo “Always love you”?

Tengo la impresión que esta frase cobra más sentido tras de un amor roto; al probar la amargura del “ya no te quiero”. Cuando la nostalgia te pregunta ¿dónde quedó ese juramento a la luz de la luna? ¿dónde aquel sello que grabamos juntos en el roble? “Siempre te amaré...”

El mes pasado acompañé a un amigo que era testigo en una ceremonia de divorcio. Me sentía algo estúpido, pero acudí por compromiso. Todo resultó frío, mesurado, aséptico...

Los jóvenes ex-esposos se veían algo desenfadados, como cumpliendo solemnemente con rituales sociales, para después poder correr tras de otro o de otra y decir quizás lo mismo. “Te amaré un par de años... después, cuando me canse de ti, firmaremos otro documento”. ¿Cuántos árboles no habrán herido esos dos con sus corazoncitos? ¿cuántos globos y muñecos de ‘14 de febrero’ no se habrán regalado mutuamente?

. ¿Alguna vez escuchaste de algún enamorado “te amo hasta este martes”? o ¿“love’s due, next weekend”, “mi amor por ti durará un mes, un año, cinco años”? ... hasta parece absurdo, ¿no?

Sin embargo, hoy día muchos aunque no lo dicen, sin darse cuenta piensan de ese modo “...a ver si con esta chica puedo durar aunque sea un par de años...” Hay parejas que festejan “el haber aguantado” ¡un año!

El verdadero amor va más allá del tiempo. Cuando se ama, se ama sin límite; si no, en realidad no se ama: “yo me comprometo contigo pase lo que pase sin importarme la duración” o “contigo, lo que sea, cuando sea, como sea, todo el tiempo que sea”. Eso es el amor.

El amor es un clásico (como dijo Don Quijote o Napoleón, me da igual); el amor es algo clásico; perdura aunque el tiempo pase. La característica fundamental de los clásicos es su pervivencia en el tiempo: Beethoven, Elvis, Mozart, Pedro Infante, Los Beatles, Vivaldi, Bach... entre más antiguos, más clásicos; como el amor, para siempre
 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |