Menu


Poder de la publicidad
¿Bajo qué dimensión debe aplicarse la publicidad: social, creativa, ética, técnica o comercial? El publicista Clemente Ferrer nos orienta.


Por: Clemente Ferrer Roselló | Fuente: clementeferrer.com



El secretario general del Partido Popular, Ángel Acebes, clausuró en Toledo la Convención regional del PP de Castilla-La Mancha afirmando que: “España está gobernada, por primera vez, por una agencia de publicidad”. Respecto a la política de la vivienda, dijo que “la primera decisión de la agencia de publicidad fue crear un ministerio que está vacío de contenido.”

El observador, desde fuera del negocio publicitario, con la simple lectura de estas declaraciones llega a la conclusión de que la publicidad se ha convertido en un poderosísimo quinto poder.

¿Es posible tanto poder? Lo cierto es que, según el Estudio InfoAdex de la Inversión Publicitaria 2005, el mercado publicitario, que representa el l,7 por cien del PIB en España, alcanzó los 12.846,3 millones de Euros en el año 2004, por lo que la inversión publicitaria tuvo un crecimiento de un 6,9 por cien.

La avalancha de impactos publicitarios es increíble. Cada consumidor recibe un promedio diario de más de medio millar de promociones publicitarias. El sufrido telespectador puede llegar a contemplar hasta 75.000 spots en el periodo de un año.

Este movimiento de capital invertido se consigue con sacar lo mejor de la imaginación de los profesionales del sector para ponerlo al servicio de sus clientes. Inviolable regla de la publicidad es el convencer, el persuadir de las bondades de un producto o de un programa político para alcanzar los objetivos previstos.

Todo ello en un mundo lleno de audacia y repleto de creatividad.

Es necesario aplicar la Ley General de la Publicidad, desde una dimensión ética, desde una dimensión social y desde una dimensión técnica.

Si te interesó el artículo te invitamos a escribirle a su autor dando un click aquí







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |