Menu


Una cualificación en los medios
¿Existe una verdadera formación crítica para los futuros comunicadores católicos? El P. Felipe Santos nos habla de la necesidad de contar con una verdadera alfabetización mediática cristiana.


Por: P. Felipe Santos sdb | Fuente: .



El aprendizaje del cómo confeccionar un mensaje para que sea eficaz, forma parte de la misión pastoral. De otro modo, la comunidad corre el peligro de realizar esfuerzos que resultarán inútiles.

No basta poseer tesoros; hemos de saber utilizarlos. Si permaneciesen escondidos e incomunicables, serían como el dinero inmovilizado.

Muchas veces no se han alcanzado los objetivos que la comunidad religiosa y la comunidad educativa se propusieron, porque las formas de comunicación no han sabido centrar el núcleo del mensaje, no han llamado suficientemente la atención y no han implicado a los destinatarios: no hemos hablado a su experiencia.

Es verdad que no estamos llamados a ser todos especialistas en comunicación social. Pero tenemos la obligación de ser buenos comunicadores.

Las dos cosas no están necesariamente unidas entre sí. Entre ellas existe la misma diferencia que entre la posesión teórica de saber y el saber hacer de manera competente. Todo comunicador y evangelizador tienen la necesidad de competencia práctica en comunicación en todas sus intervenciones: cuando se encuentra personalmente con el joven o con el hermano, cuando se le llama a hablar en público, cuando anuncia la palabra de Dios a un grupo o a un vasto auditorio, en un retiro o en un debate, cuando se ofrece la ocasión de intervenir en la comunicación de masas.

Y cada día es más evidente que entra en la categoría de lo ordinario el estar preparado para intervenir, ocasionalmente o con una cierta regularidad a través de la prensa, radio, TV.

Cada diócesis o la Iglesia a nivel nacional debe comprometerse a una adecuada utilización de los medios de comunicación social, para transmitir el mensaje cristiano. Cada comunidad eclesial debe cuidar su capacidad comunicativa para que se emitan mensajes cristianos.

A este respecto dice Juan Pablo II: "Los medios de comunicación social facilitarán el encuentro entre fe y cultura, para que favorezcan el encuentro de las personas entre sí, para que ose forme una masa de individuos aislados...

Se debe hacer una pastoral directa mediante los medios...hasta que todos se encuentren con Cristo, presente en la Iglesia y en los Sacramentos. Los medios deben contribuir al desarrollo de la persona humana en el plano de la información, formación, madurez cultural, diversión y empleo del tiempo libre. Recuerden que son "medios", no "fines".

Desde siempre el destino de hombre se decide en el frente de la verdad, de la elección de la libertad que le dio el Creador, es decir, el hombre debe vivir en la luz y no en las tinieblas".




Si te gustó el texto y quieres comentarlo con su autor da un click aquí




* ¿Qué opinas sobre el tema? Comparte tus observaciones con otros miembros de la comundad interesados en charlar sobre el artículo.

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento