Menu


Don José María García Lahiguera
Un sacerdote que por misión encontró ser "el sacerdote de sacerdotes"


Por: Mario González LC | Fuente: Catholic.net



 

Me ha caído entre las manos un par de libros de corte biográfico editados en España y realmente me he quedado sorprendido cómo un sacerdote largo en predicar, que le guste que le feliciten el día de su onomástico y que es un repetidor de ideas fijas no causa hoy en día mayor escándalo. Parece que a los medios de comunicación ... solo buscan titulares más ampulosos, atrevidos, llamativos. Y quizá por ello este sacerdote navarro cuya tumba ahora solo tiene 2 palabras: SACERDOS et Hostia no causa mayor revuelo.

Un sacerdote que por misión encontró ser "el sacerdote de sacerdotes" no impacta aunque ofrendó su vida viviendo y formando sacerdotes durante casi 40 años en el seminario de Madrid. Y muchos de sus antiguos alumnos y dirigidos son obispos, párrocos....y un par de ellos son ya hasta santos o beatos reconocidos por la Iglesia y ni aún así logra recibir mayor atención de al menos la pagina religiosa de algunos rotativos.
Además parece que desde niño se había puesto la alternativa de "O santo o nada" ( incluso él lo expresaba en latín AUT SANCTUS AUT NIHIL) y una vez que llegó a la meta sacerdotal vio con gran claridad que su labor era ser santo sacerdote y presentarse " en todo, siempre y solo sacerdote". Creo que roza ya los limites de lo admisible hoy en día incluso en la concepción del sacerdote que puedan tener hasta miembros de la Iglesia de misa de domingo o hasta algunos mas "agua santeros".
Y como ciertamente le tocó vivir en época martirial de la Guerra Civil española, eludiendo providencialmente que le asesinaran los enemigos de la Iglesia se conformaba al final de la vida con su profundo deseo de "Morir de Dios, morir por amor" aunque ciertamente tanto por su incansable labor con seminaristas y sacerdotes y luego como obispo y hasta arzobispo además con un vigor extraordinario y una entrega admirable cautivó y logró" pasar haciendo siempre el bien" por la zona andaluza de Huelva y en Valencia donde concluyó su ministerio.

Tras la renuncia obligada que deben presentar los Obispos a los 75 años, aunque había tenido tres años antes una trombosis que lo dejó mal en su caminar sin embargo resistió y concluyó su vida atendiendo la orden religiosa de Oblatas de Cristo Sacerdote que había fundado con una de sus dirigidas espirituales.

Si mi memoria no me falla pues ya vivía en Madrid yo ese verano de 1989 no recuerdo que la muerte de tal sacerdote con un historial tan admirable ocupara ninguna atención en la prensa local o nacional.

Los libros que he gozando leer se titulan: Pasión por el Sacerdocio y Don José María García Lahiguera ( este es el nombre de quien me ha provocado este "escándalo" . Este ese el hombre que con un alma infantil por lo que cuentan los autores que le conocieron y entretejen tal variedad de excelentes detalles, vivió su profunda y tierna devoción mariana, su constante consagración trinitaria y esa "idea fija de que "Si no soy santo para que quiero ser sacerdote” y por ello además de su propia labor en bien de ellos y de su congregación promovió en la sociedad e Iglesia la institución de la fiesta litúrgica y devoción a Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, así como promovió la inserción del título de María Madre de Cristo Sacerdote y del Sacerdote en la misma vida eclesial de los años setentas.

En el misal en inglés encontré en la sección devocional al final una oración que siempre me ha impresionado y he tratado de aplicar con frecuencia. Es una “Oración por los Sacerdotes”, no la transcribo, pero ganas no me faltan pues creo que a todos ayudaría, porque recuerda a diversos grupos de sacerdotes que nos podemos encontrar, o los que han pasado haciéndonos el bien de una u otra forma.

Creo que teniendo esta actitud y descubriendo tan preclaros testimonios incluso cuando los encabezados periodísticos se detengan a ver la pequeña mota de polvo de ciertos "escándalos" nuestra misma psicología y nuestra reverencia y fe al Sacerdocio de Cristo ejercido por hombres normales nos hará ver toda la amplitud del lienzo blanco del sacerdocio vivido con heroísmo y no solo tal mota negra

Si hubiera curiosidad o interés por conocer mejor a este "escandaloso" sacerdote pueden remitir un e-mail al autor.








Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento