Menu


Vida y obra de Don Uva
Don Pasquale Uva, fundador de la Congregación de las Siervas de la Divina Providencia


Por: n/a | Fuente: www.ancelleinrete.it



Pasquale Uva nació en Bisceglie el 10 de agosto de 1883, hijo de Pasquale y María Chiaromonte, una modesta familia campesina. A los 11 años entraba en el Seminario permaneciendo allí hasta los 15 años.

Una vez terminados los estudios en el Seminario de Benevento, pasó a Roma, al Colegio Capranica, para cumplir los estudios de Teología.

Fue una noche de invierno en 1906 que el joven seminarista, guareciéndose de una lluvia torrencial en una librería para la venta de libros usados, adquirió por unas pocas liras dos volúmenes sobre la vida del canónigo Giuseppe Benedetto Cottolengo. Aquella lectura influyó enormemente en el espíritu del joven, que pensó imitar a Cottolengo en el amor y la asistencia a los minusválidos psíquicos.

En aquel período la psiquiatría daba los primeros pasos y los dementes eran sometidos a tratamientos inhumanos. El 10 de agosto de 1922, con la ayuda de algunas catequistas, formadas por él y decididas a seguirlo en la empresa, Don Pasquale venció en el intento que animaba su espíritu ya desde hacía algún tiempo.

Comenzó por acoger en tres humildes salitas, anexas a la sacristía de San Agustín (la parroquia de Bisceglie donde desarrolló la actividad de la catequesis) algunos epilépticos y lisiados, objeto de afrentas por las calles de los pueblos.

Nacía así la Casa de la Divina Providencia para ingresar a los "retrasados mentales", mientras ocho catequistas se recogían en comunidad formando la "Congregación de las Siervas de la Divina Providencia".

Una década después, los enfermos ya llegaban a 600 y comenzaron a ingresar enfermos mentales transferidos de la Campania. Nacía así, como derivado de la Casa, el Hospital Psiquiátrico: a la obra de caridad se unían la asistencia médica e ilustres docentes universitarios.

En 1935 el hospital comenzaba una vida autónoma con la construcción de un pabellón hospitalario con 350 camas y un pabellón de servicios. El milagro se había consumado: la Casa era ya una ciudad dentro de la ciudad.

Después del paréntesis bélico fueron erigidos nuevos pabellones, se ampliaron los servicios médicos, fue reclutado un cuerpo de especialistas y de enfermeros seleccionados y fueron creados otros tres Institutos Psiquiátricos, en Foggia (1945), en Guidonia, cerca de Roma, y en Potenza (1955).

El 13 de septiembre de 1955 se extinguía para siempre el bueno y fiel siervo de Dios. Sus restos fueron sepultados en los subterráneos de la iglesia.

En la "Congregación para las Causas de los Santos" está en curso su causa de beatificación y canonización.


 

Conoce la página web de las
Hermanas Siervas de la Divina Providencia





Si tienes alguna consulta utiliza este enlace para escribirle a la Hermana Lorena, Promotora vocacional de la Comunidad de Chile






Siervas de la Divina Providencia en Chile
Sanatorio Marítimo "San Juan de Dios"
Av. San Martín 1355, entre 14 y 15 norte CAS.Nº70, Viña del Mar
Teléfono: (32)460220 Y 460217




Suscríbete aquí para recibir este servicio en tu e-mail






Si tienes alguna duda, conoces algún caso que quieras compartir, o quieres darnos tu opinión, te esperamos en los FOROS DE CATHOLIC.NET donde siempre encontrarás a alguien al otro lado de la pantalla, que agradecerá tus comentarios y los enriquecerá con su propia experiencia.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento