Menu


Movimiento Laical Amigoniano
Llamados por el Espíritu desde su vocación secular a seguir a Jesucristo según el estilo del padre Luis Amigó


Por: . | Fuente: www.terciariascapuchinas.org



El movimiento laical amigoniano - MLA - surge como una asociación internacional pública aprobada por la Iglesia como tal en 2002 que ya venía funcionando como “grupos amigonianos” participando del carisma y misión de las terciarias capuchinas.

Este movimiento – MLA – se inserta en la gran familia amigoniana formada por cuantas personas simpatizan, colaboran y/o se comprometen a vivir su vida cristiana desde el carisma de Luis Amigó junto con las dos Congregaciones fundadas por él: Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia y Terciarios Capuchinos de Ntra. Sra. de los Dolores respondiendo así al sentir de la Iglesia que nos invita a compartir y enriquecer los carismas que el Espíritu da para el bien común.


Identidad

Los laicos amigonianos son cristianos llamados por el Espíritu desde su vocación secular a seguir a Jesucristo según el estilo del padre Luis Amigó.

El modelo de vida es la familia de Nazaret y como ella viven en actitud de amor compartido, corresponsabilidad, alegría y servicio testimoniando con la vida el amor a Dios y a los hermanos.


Misión

El compromiso apostólico es una de las fuertes exigencias de la condición de laicos amigonianos, que acogiendo el llamamiento universal a la santidad hacen presente a Jesucristo en las realidades sociales que viven, participando activamente en la misión evangelizadora de la Iglesia desde su condición de bautizados.

En el contexto sociopolítico donde se encuentran, como “Zagales del Buen Pastor” expresan con su conducta las actitudes del amor misericordioso de Dios, como nos lo propone Luis Amigó, especialmente con los más pobres, entre ellos los niños y jóvenes, la defensa de la justicia, de los derechos humanos y siendo constructores de paz en su propio ambiente familiar y social.


Espiritualidad

Inspiran y alimentan su espiritualidad en la Palabra de Dios meditada diariamente, la frecuencia de los sacramentos, el amor a la Virgen María, la doctrina de la Iglesia, desde la espiritualidad franciscano-amigoniana.

Todos los miembros de la familia: hombres, mujeres niñ@s son acogidos en el MLA.

Cada grupo vive sus compromisos de acuerdo a su edad y posibilidades.


¿Por qué no unir nuestros sueños, proyectos y esfuerzo para ser testigos de Jesús en el mundo?

 

 

 

 

 





 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |