Menu


Apoyo de la tecnología a la Formación
El e-learning, que se define por tres elementos: la comunicación, el conocimiento y la tecnología, es una herramienta indispensable a la hora de establecer procesos de formación continua.


Por: Jesús Artés | Fuente: www.eduexperts.com




El e-learning, que se define por tres elementos: la comunicación, el conocimiento y la tecnología, es una herramienta indispensable a la hora de establecer procesos de formación continua. Esta nueva forma de aprender establece una nueva relación alumno/profesor que hace desaparecer la jerarquía existente entre ambos.



El e-learning es la utilización y aprovechamiento de internet para desarrollar proyectos formativos. Permite el acceso a una red de conocimiento dinámico que facilita a las personas un aprendizaje de una manera personalizada y flexible. Además permite a las organizaciones construir, mantener y fidelizar su personal con una gran aportación de un valor a un coste más competitivo.

Las compañías europeas han gastado 320 millones de dólares en e-learning en el año 2000. En el 2004 el mercado europeo gastará 4 billones de dólares. En España la cifra que se alcanzará será de 175 millones de dólares. Este aumento en el mercado se producirá debido a que mientras que los ciclos de vida del conocimiento son cada vez más cortos, los cambios tecnológicos y la aplicación de nuevos procesos cada vez más rápidos.

Las empresas deben mantenerse actualizadas en sus áreas de trabajo ya que el conocimiento de los empleados no es el adecuado a la nueva economía. No obstante los procesos de formación tradicionales pueden ser complejos, les falta flexibilidad e implican en muchas ocasiones desplazamientos y tiempo suplementario, por lo que es necesario permitir acceder al conocimiento cuando y donde más convenga a los alumnos, es decir, formación just-in-time. Se percibe entonces la necesidad de sistemas flexibles de formación.

La implantación de un plan de formación mediante e-learning puede reducir el 50% del tiempo de formación respecto los modelos clásicos donde se incluyen los desplazamientos y las dietas. Con la implantación del e-learning se cubren las necesidades empresariales: se aumenta la fidelización del personal, se adecua a los cambios del mercado y se reduce la inversión en formación. Además este método de aprendizaje tiene otras ventajas como son la solución total de formación, el acceso a la formación, permitir definir planes de carrera individuales, el acceso a información actualizada y el soporte tutorizado en el que se ha de motivar y supervisar a los alumnos constantemente.

La tecnología debe llegar al detalle a las necesidades de formación de las personas ya que con ella se permite definir los programas, los temarios, eventos. No obstante la pedagogía es un papel fundamental ya que se deben presentar los contenidos de manera atractiva. La creación de contenidos es una obligación de la empresa ya que ésta ha de ser capaz de crear programas. Dichos contenidos han de cumplir el proceso lógico de formación: descripción del tema, explicación, práctica y evaluación, dinámicos, interactivos, las prácticas en entorno simulado y que permitan certificación. Con el uso de las bases de datos y la combinación de sesiones presenciales con e-learning, la personalización de entornos es más sencillo para el alumno.

Según Artés: “Hoy, las organizaciones de éxito, son aquellas que son capaces de adquirir, asimilar, gestionar y distribuir el conocimiento interno de la manera más eficaz, rápida y económica posible”.



Fuente: "El apoyo de la tecnología a la Formación" por Jesús Artés en rrhhmagazine.com.


Manténgase actualizado







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |